Press "Enter" to skip to content

El Tigre de Bengala

Al hablar de grandes felinos, uno de los más emblemáticos que nos viene a la mente es el majestuoso Tigre de Bengala; tan famoso como amenazado por su principal depredador, el hombre, es fuente inagotable de inspiración para representar personajes en la literatura y el cine, tanto de la cultura occidental como oriental, bien sea haciendo el papel de bueno o, no tan bueno, siempre representa un símbolo de belleza, poder y valentía.

Veamos cuales son los aspectos más representativos de este hermoso animal, también llamado tigre indio, que además está arraigado en la cultura de su país de origen, la India.  

Características más relevantes del tigre de Bengala

Nombre científico: Panthera tigris tigris

Tamaño: este es uno de los aspectos de mayor relevancia de este felino, debido a que es el de mayor tamaño de esta familia de mamíferos, por lo que tienen una contextura gruesa, con mucha potencia y gran fuerza. Pesan entre 180 y 250 kg  y, llegan a medir más de 3 metros; su cola, una de las partes más hermosas y llamativas de los felinos, puede tener una larga extensión de 85 a 110 centímetros.

Color: quizás este sea el aspecto más imponente del tigre, tener los colores del fuego.  Su hermosísimo pelaje, es la degradación perfecta entre el rojo y naranja, una especie de naranja rojizo, con líneas o franjas de color negro y blanco, aunque puede variar la tonalidad más oscura o más clara (marrón, gris, beige). Su hermoso traje peludo es ideal para el camuflaje entre la vegetación.

Variedades: según las investigaciones realizadas a esta especie, se registraron al menos 8 tipos o subespecies de tigres, de los cuales, está confirmada la extinción de tres, la cuales se fue perpetuando durante el transcurso del siglo XX; una nefasta actividad desarrollada por la acción humana que no solo le sucedió a este felino, sino también a muchos otros tipos de animales. Algo verdaderamente atroz e imperdonable.

Registro demográfico: esta especie “bengala”, es la que cuenta con mayor cantidad numérica, representando, al menos el 50 por ciento del total de la población que aún permanece en vida salvaje.

Sus colmillos son el rasgo que los aventaja de los demás felinos, ya que tienen una longitud aproximada de 10 centímetros, ¡grandes, verdad!  bueno, son los colmillos más grandes en comparación a los de cualquier otro mamífero. 

Cuál es su hábitat natural

Mundialmente es sabido que la mayor cantidad de tigres de Bengala viven en la India y Bangladesh, es decir, en Asia; también se encuentran en menor proporción en localidades de Nepal, Birmania, Bután y el Tíbet. Su ecosistema son las sabanas y bosques tropicales, siendo el depredador más agresivo de su hábitat.

Estas áreas se han visto gravemente afectadas por la tala indiscriminada y destrucción progresiva de la vegetación y medio físico en general, lo que ha impactado negativamente en la población de tigres, que se ha visto reducida hasta, quizás, unos 2500 ejemplares.

Por razones de supervivencia, se ha tenido que adaptar a la vida en cautiverio en zoológicos de todo el mundo y, obviamente, donde se les pude ver así de cerca, ocupan el mayor foco de atención.  

Desarrollo e interrelación con su entorno

A diferencia de otros felinos de gran tamaño, como los leones, que viven en comunidades bastante dinámicas y las relaciones jerárquicas predominan entre ellos, los tigres de Bengala son individuos solitarios y muy territoriales, que marcan determinada extensión de territorio con su olor, para alejar a los demás de su especie, tanto por razones de resguardo de presas, como por preservar algún interés femenino. Las hembras tienden a ser más sociables y a vivir en grupo de cuatro a cinco.  

Son excelentes maratonistas de grandes distancias, ya que es la manera como se proveen de sus alimentos, entre los que destacan: los jabalíes, ciervos, búfalos y cualquier otra fuente de proteína proveniente de, incluso, otros mamíferos de gran tamaño.

Son cazadores con paciencia, sobre todo, bajo la luz de la luna, ya que también le gusta cazar de noche; son rápidos y letales, su estrategia de acecho y sigilo le garantizan la efectividad de su ataque. Su ingesta promedio, ronda, en el mejor de los casos, por los 25 kilos de carne en un día con suerte.

La reproducción de las hembras es de camadas que van de dos a seis cachorros y, su dedicación como madres, es exclusiva hasta que estos jóvenes llegan a tener hasta dieciocho meses de edad, pero se mantiene juntos hasta que cumplen los tres años. La edad para iniciar el apareamiento es a partir de los 4 o 5 años, preferiblemente en los meses de diciembre y abril, aunque no tienen problema en hacerlo en cualquier época del año.     

Los humanos no forman parte de la dieta natural del tigre, incluso, evitan acercarse a ellos; lo que no quiere decir que no existan numerosos casos de personas que han sido presa de los tigres. Este comportamiento encuentra su justificación en el hecho de que su medio ambiente ha sido tan ocupado por el hombre, que han desaparecido sus presas naturales o, en algunos casos, las condiciones de salud del tigre, les impide cazar otro tipo de presas y optan por las más vulnerables.

En cuanto su promedio de vida en su hábitat natural podemos decir, que, en el mejor de los casos, los machos, pueden vivir de 10 a 12 años, debido a la permanente lucha por las hembras, lo que los hace más propensos a morir a temprana edad; mientras que las hembras, tienen mejor pronóstico de vida de hasta15 a 16 años. Algo muy interesante, es que los tigres criados en cautiverio, tienen mayor expectativa de vida y, alcanzan vivir más de 23 años.

Por qué son tan amenazados por el ser humano

Lamentablemente, la caza es la peor de las desgracias de esta especie. Para muchos pobladores de la región que comparten tanto hombres como tigres, cazar un tigre es considerado una gran proeza y muestra de valentía; es como ganarse un gran premio.

También es cazado, debido a que los practicantes de la medicina china, les atribuyen propiedades curativas a muchas partes de su cuerpo.

Obtener su piel, es el principal motivo de su caza. Pero también, han intentado justificar esta práctica como un mecanismo de defensa para proteger a sus hijos de un posible ataque o, a sus rebaños de ganado.  

Por estas razones, se han puesto al borde de la extinción; sin embargo, gracias a iniciativas privadas de grupos conservacionistas y, de instituciones gubernamentales, se han superado muchos de estos inconvenientes con los que han tenido que luchar los tigres de Bengala.

Los programas educativos y de conservación de esta especie han demostrado su efectividad, tanto, que se considera que actualmente no se encuentran en peligro de extinción, lo que no quiere decir que se encuentren fuera de peligro y en constante amenaza.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *