Press "Enter" to skip to content

Sumérgete en el mundo de las piscinas prefabricadas

Con la llegada del coronavirus, las opciones de distraerse y pasar un rato divertido y relajado se ven drásticamente reducidas. Además, desde el cierre de piscinas y todos los lugares de ocio, el aburrimiento se ha apoderado de aquellos inquietos que buscan naturaleza y libertad, a la par que deporte y diversión. Por ello, el mundo de las piscinas prefabricadas está en auge y su rápida y fácil instalación hacen que, sumado a su bajo coste, sea la opción preferida de muchos.

Tipos de piscinas prefabricadas

Este tipo de piscinas tienen la peculiaridad de que no se necesita hacer obra para montarlas, de ahí su comodidad y su precio, además de que pueden ponerse en cualquier jardín o donde el cliente desee.

Existe mucha variedad, desde las piscinas desmontables, hasta las de madera, estas últimas son el alma de un jardín. Las formas que este oasis casero puede proporcionar son muy variadas: existen las piscinas de madera hexagonales, octogonales, rectangulares y alargadas, además de minipiscinas de madera para aquellos espacios reducidos.

Como recomendación, una de las webs con mayor variedad y mejores precios es https://www.piscinasathena.com. En ella, además de una amplia gama, también podremos encontrar todo tipo de accesorios y complementos para nuestra piscina o jardín. Los servicios incluyen instalación y transporte para que tu compra sea lo más cómoda posible.

Piscinas de madera

Las de madera son la joya de la corona, ya que son las mejores en su relación calidad-precio y las más acogedoras. Aquí encontramos una amplia variedad de opciones.

Las piscinas de madera maciza son las más idóneas si lo que queremos es disfrutar de piscinas enterradas o piscinas elevadas semienterradas por un precio muy económico. La característica fundamental que las hace tan apetecibles, además de las mencionadas en el apartado anterior, es su facilidad para ser instaladas en la terraza o jardín, sin necesidad de tener que obtener ningún tipo de permiso por parte de los vecinos o del ayuntamiento. 

Estas piscinas, además, disponen normalmente de cubiertas para protegerlas del invierno y así mantener la temperatura, para poder disfrutarlas durante todo el año. Este tipo de piscinas suelen rondar los mil euros las más económicas.

Piscinas desmontables

Lo bueno de este tipo de piscinas son lo prácticas que son, ya que pueden desmontarse y guardarse en caso de necesitarlo. Estas piscinas se adaptan a cualquier necesidad, presupuesto o espacio.

Por otro lado, existe un amplio abanico de tamaños. Las más demandadas suelen ser las más pequeñas, pero si eres de los que quiere una piscina que se pueda desmontar en cualquier momento sin renunciar a la comodidad y la amplitud, éstas son las que estabas buscando. 

Este modelo suele venir acompañado de gran cantidad de accesorios de todo tipo, así que si decides optar por esta piscina, recuerda echarle un ojo a todo lo que puedes adaptar a tu pequeño remanso de paz. Estas piscinas son muy económicas y se pueden encontrar desde los 500 euros.

Bombas de calor para las piscinas

El complemento ideal para poder utilizar la piscina todos los días del año. Las bombas de calor suelen ser muy eficientes, vanguardistas y tecnológicas. Simplemente con una sola bomba se puede mantener la temperatura del agua, con una sencilla y fácil instalación, y un mínimo de mantenimiento.

En poco tiempo, 2 ó 3 horas, podremos disfrutar de agua cálida y, lo mejor de todo, por muy bajo coste. Estas bombas de calor no suelen hacer un excesivo gasto energético

De todos modos, por si lo requieres, también existen mantas térmicas para tu piscina con el fin de poder climatizar el agua sin coste alguno. Este maravilloso aparato ronda los 500 euros.

Sé el rey del verano

Veranos en la vida tenemos muchos, pero ninguno es comparable si se disfruta con una piscina. De hecho, cuando imaginamos un verano de ensueño, solemos hacerlo rodeados de agua, ¿verdad? Mójate y decídete por la que más se adapte a tus necesidades. ¿Y ahora? ¡A disfrutar!

Comments are closed.