Press "Enter" to skip to content

Novedosos tipos de duchas y grifos que dan al baño estilo y lo hacen más funcional

La tendencia actual de la decoración va hacia los baños más modernos con grifos y duchas empotradas que cuadren con diseños estéticos, más eficientes y fáciles de limpiar. La tecnología brinda seguridad para evitar quemaduras con sistemas de duchas termostáticas, además de contar con una gran variedad de colores y de tipos de caídas de agua distintos para elegir.

El tipo de grifería es uno de los aspectos principales que debe definirse a la hora de construir o remodelar un baño. Las duchas y los grifos dan pautas sobre el tipo de decoración, la comodidad y el estilo de un cuarto de baño.

Existe en el mercado una gran variedad de modelos y tipos de grifería para adaptar al estilo que se prefiera y a los gustos, formas de vida y necesidades de la familia.  

Los avances de la tecnología hacen que las griferías empotradas se conviertan en piezas de ingeniería, que tienen como atributos, que son ecológicas y más eficientes. Además, aportan toques especiales en cuanto al estilo, ya que se puede jugar con el color, desde dorado, bronce, plateado o negro mate. Más allá de formas, colores y estilos, lo fundamental es que son durables, resistentes y de calidad.

Minimalista o elegante

Un estilo que está muy de moda en la decoración es utilizar un grifo empotrado negro,  perfecto para quienes quieren darle a su baño un aspecto minimalista, y a la vez moderno, debido al efecto que le ofrece su atractivo acabado mate.

Los grifos de color negro mate pueden ser de varios estilos, uno es el monomando empotrado que tiene la ventaja de aportar carácter, pero además permite regular el caudal y la temperatura del agua, de manera fácil y cómoda, además de forma más precisa que la de los modelos tradicionales.

Las piezas empotradas están creadas para ser más eficientes y perdurables, además de adaptarse a varios estilos de decoración. Una gran ventaja de empotrar la grifería es que aporta más espacio para colocar objetos, además de dar la sensación de que se está ante espacios más amplios y estéticamente más armónicos.

Otra tendencia muy de moda es colocar grifos dorados en los baños de estilo elegante, este color no se limita a verse en palacios y hoteles de lujo, ahora encaja en varios estilos de decoración muy populares en los hogares.

Hay grifería dorada empotrada monomando y bimando, duchas empotradas, sifones, grifos de bidet, válvulas de lavabos o para bañeras, su elección dependerá mucho del tipo de apariencia que se quiere lograr, ya que el dorado es señal de distinción.

Cada año los diseñadores ofrecen diseños muy funcionales y modernos en color dorado para todo tipo de apliques y griferías, sin perder ese toque de elegancia que aporta este color, que va perfecto para una decoración con madera o mármol. 

Otro elemento decorativo que ha tomado mucho auge es instalar un grifo cascada. Este estilo, además de funcional,  es muy novedoso y atractivo. La salida de agua es más amplia y es más cómoda al vertido tradicional, también es más elegante y relajante, al ser similar a una fuente.

Los grifos tipo cascada vienen en gran variedad de colores y modelos para adaptarlos a varios estilos de decoración. El vertido de agua en cascada se ve en bidets, duchas y lavamanos.

La tendencia actual busca la ergonomía y reducir el consumo de agua y aportar seguridad. Un resultado que se logra con la grifería de cascada es dar un aspecto integrado y relajante. El efecto que aporta es similar a un spa.

Duchas seguras y estéticas

Para la ducha hay varias alternativas, desde las empotradas hasta instalar una columna ducha termostatica, la cual es una alternativa para quienes prefieren una instalación que no esté empotrada, pero que sea elegante y moderna, para encajar con los estilos actuales.

Se puede elegir un modelo con un rociador cuadrado de acero inoxidable y antical con un mango que facilite el control de la temperatura con seguridad para proteger de quemaduras al usuario, pues no permite que pase de 38 grados centígrados.

Al tener un mando sólo para graduar la temperatura, es más cómodo para el usuario tener el control sobre lo tan caliente o fría que se quiere el agua. Una vez seleccionado, siempre saldrá a la misma temperatura. Este tipo de ducha también controla el caudal de agua al elegir la cantidad óptima, evitando su desperdicio. 

Comments are closed.