Press "Enter" to skip to content

Cuáles son las principales diferencias entre los limpiafondos eléctricos y los limpiafondos hidráulicos para la piscina

Son muchas las decisiones importantes a las que tiene que enfrentarse una persona que quiera mantener en perfecto estado su piscina, siendo una de las más básicas el procedimiento de limpieza a utilizar. Una de las mejores opciones disponibles actualmente en el mercado son los limpiafondos eléctricos e hidráulicos, dos aparatos realmente útiles pero que presentan características distintas según nuestras necesidades. Vamos a conocer más sobre ellos y sobre cuáles son los casos en los que funcionan mejor cada uno de ellos.

Tener una piscina propia en casa puede ser toda una ventaja a la que sacar su máximo partido en los meses de verano. Pero además de todos sus beneficios, se trata de un espacio de la vivienda que requiere una limpieza y un mantenimiento constante para que no haya ningún tipo de inconveniente. Si hablamos más concretamente sobre su limpieza, existen varios métodos que van desde la utilización de productos químicos a la compra de aparatos para el correcto estado del fondo de la piscina

En este sentido, una alternativa muy completa que cada vez más gente se anima a utilizar son los limpiafondos. Se tratan de aparatos realmente útiles y que permiten al usuario ahorrar una gran cantidad de tiempo y esfuerzo en esta tarea. Pero a la hora de adquirir uno de estos productos, hay que tener en cuenta de que existen dos tipos según su funcionamiento – eléctrico e hidráulicos – y que cuentan con características diferentes. Para conocer más información sobre estos aparatos, su funcionamiento y las mejores mejores marcas disponibles actualmente en el mercado, nada mejor que echar un vistazo a la página de web de Piscinas Ferromar para encontrar más información sobre este tema. 

Limpiafondos eléctricos

Este tipo de limpiafondos se tienen que conectar a la red eléctrica para poder funcionar y no dependen para nada del circuito de filtración del agua de la piscina. Son realmente precisos y eficaces para acabar con toda la suciedad acumulada en el fondo de la piscina, por lo que suelen utilizarse en piscinas más grandes que necesiten de un nivel mayor de mantenimeinto

Existen algunos modelos que son programables, por lo que cuentan con una gran autonomía a la hora de limpiar y el usuario puede, incluso, despreocuparse de todo el proceso. Por lo que se trata de un aparato realmente cómodo que puede suponer un gran ahorro de tiempo y esfuerzo. 

Limpiafondos hidráulicos

A diferencia de los limpiafondos eléctricos, los hidráulicos tienen que conectarse al circuito de filtración del agua para poder funcionar. Una vez que se ha conectado, el aparato cuenta con una bomba que acumula toda la energía necesaria para que el aparato realice las funciones de aspiración y limpieza por todo el suelo de la piscina. 

La gran ventaja con la que se cuenta frente a los de tipo eléctrico, es su precio, ya que se pueden encontrar modelos en el mercado bastante económicos y para todos los bolsillos. Además, suelen ser más fáciles de manejar, lo que los hace perfectos para las personas más mayores o menos familiarizadas con la tecnología. 

Éstas son las principales diferencias que podemos encontrar entre los limpiafondos eléctricos y los hidráulicos, por lo que es cuestión del cliente elegir cuál se adapta mejor a sus necesidades de limpieza personales y a su presupuesto. Lo que está claro es que se tratan de aparatos realmente útiles para el usuario y que adquirir uno de ellos es una muy buena decisión de cara a poder ahorrar tiempo en esta tarea y conseguir tener siempre una piscina perfecta y libre de suciedad. Unas ventajas nada desdeñables y que cada vez más personas quieren disfrutar en su casa, por lo que la compra de este tipo de limpiafondos para la piscina está en auge y los usuarios no se lo piensan de cara a usar este método y poder preparar la piscina para inaugurar la temporada veraniega.

Comments are closed.