Press "Enter" to skip to content

Cómo hacer para mantener las fachadas de la casa perfectas durante todo el año

Las paredes de la casa en exteriores pueden lucir perfectas durante todas las temporadas si se le da un trato especial, con productos acordes al material de la pared, que sea aplicado por profesionales de la pintura, sin dejar de lado el mantenimiento de estos espacios.

Lo primero que pensamos cuando queremos un cambio en las paredes es en tonos de pinturas nuevos, elegir las pinturas para fachadas no es lo único que se necesita para lograrlo , aunque se debe hacer una buena elección de tono es importante tener a la mano los productos y herramientas  con lo que se consigue el verdadero cambio y que este perdure en el tiempo

Como mantener la fachada de la casa  

Mantener en buen estado la fachada de la casa es un trabajo que implica renovar, reparar y rehabilitar las paredes cuando pasa el tiempo después de pintarlas por primera vez. Estas son algunas de las recomendaciones para conservar el estado de la pintura, sin necesidad de llegar a gastar mucho dinero:

Antes de pintar proteger

Las fachadas de las casas deben ser protegidas con productos que aseguren los inclementes cambios de temperatura, uno de los primeros pasos es elegir una buena pintura térmica, ya que son las perfectas para mantener por más tiempo las fachadas en las mejores condiciones.

Para muchos el aislamiento térmico de las fachadas terminan siendo una tarea ardua, pero es sin duda la elección ideal para proteger estos espacios, de lo contrario las paredes comenzarán a lucir desgastadas, sin brillo y en menos de lo que esperas harán lucir tu casa como no quieres.  

Limpiar:

El humo de los coches, la lluvia y el polvo que se acumula en las paredes y pueden desgastarla, este sucio que es visible y de no retirarse empeorará la estética, es recomendable que anualmente se limpien las paredes varias veces, esto prolongará el color y al hacerlo el aspecto será otro.

Retocar la pintura:

Como se trata de fachadas externas, el tono de la pintura es uno de los aspectos que afectan, tanto la humedad como los rayos del sol son causantes de que se pierdan la tonalidad con el tiempo. La solución; es retocar con un mano de pintura cada tiempo o entre temporadas.

Evitar los problemas térmicos

Los cambios bruscos de temperatura durante el invierno o verano pueden poner en riesgo la estética de la fachada, las medidas de aislamiento es la solución perfecta para prevenir.

La solución en estos casos es la rehabilitación térmica que mejora el aislamiento y el confort. Para esto, se recomienda consultar con expertos en el desarrollo de aislantes con el mejor avance en el sector de las pinturas.

Sistema SATE para fachadas:

Ese sistema permite mejorar el aislamiento térmico externo en las paredes son la elección eficiente para aliarse al ahorro energético sobre todo en edificaciones grandes, no emite dióxido de carbono y la solución perfecta para eliminar muchos de los problemas en las fachadas. Se instalan por paneles aislantes que se adhieren con un mortero y se fijan de forma mecánica a través de un anclaje a la fachada existente.

Revestimientos lisos:

El mercado ofrece una gran variedad de revestimientos elástico a base de componentes como resinas acrílicas fotoreticulantes o copolímeros acrílicos que garantizan una máxima protección y durabilidad en áreas como las fachadas que se exponen condiciones extremas como la lluvia, el sol, nieve, vapor o frío.

Comments are closed.