Press "Enter" to skip to content

¿Cómo ha variado la organización de bodas y eventos en este 2020?

Cada año trae consigo una serie de retos que se van perfilando a medida que pasan los días. El año 2020 no ha sido la excepción y ha elevado el nivel de exigencia a puntos que parecían imposibles en lo que se refiere a bodas y eventos en general.

La organización de bodas y eventos es un tema al que hace falta ponerle mucho interés siempre, pero en este 2020 la exigencia ha aumentado todavía más. Son distintos los aspectos que están influyendo para obtener resultados positivos aún con la presencia de todas las circunstancias por las que nos está tocando atravesar. Eso sí, siempre buscando que todo sea con excelencia.

La organización de bodas en la actualidad

Con la llegada del Covid-19, una de las áreas que se ha visto limitada de forma obligatoria es la reunión de personas por cualquier motivo, incluyendo las bodas. Esto ha dado pie para que quienes se dedican a trabajar como wedding planner Malaga se replanteen sus posibilidades de ofrecer servicios y lo hagan de manera que los clientes se sientan muy satisfechos.

Uno de los datos que más interés genera con respecto a este tema nos lo cuenta Ilinca Radu, fundadora de la empresa Marbella Wedding. Su experiencia a lo largo de los años no ha tenido nunca un escenario tan complejo como el que existe en la actualidad, obligando a quienes trabajan como ‘wedding planners destination’ a adaptar sus servicios para ofrecer a un público muy distinto.

La razón es que las organizadoras de bodas en este caso se orientaban a clientes extranjeros, pero con el poco tránsito fronterizo que está permitido en estos tiempos, han tenido que buscar la manera de atender a las exigencias del cliente español. Por supuesto se trata de una experiencia nueva, pero que está dejando en el cliente nacional un impacto positivo que se mezcla con su enriquecedor estilo.

Lo bueno es que al contar con servicios de esta naturaleza en lugares tan mágicos como Málaga o Marbella, se puede obtener la mejor asesoría en cuanto a espacios para realizar estos eventos, mediante los servicios con más alta valoración de la zona y la tranquilidad de que todo será hecho tal y como lo deseamos, sin tener preocupaciones por nada.

Una buena iluminación marca la diferencia

Con la cantidad de aspectos que debemos cuidar a la hora de celebrar una boda o cualquier tipo de evento, la renta de iluminación para eventos debería estar entre los primeros lugares. Sin importar si se trata de una actividad de pocos o muchos invitados, la iluminación guardará un papel protagonista tanto en decoración como en todo lo relacionado con la seguridad y la diversión.

Gracias a que existen distintos efectos y tipos de iluminación, se pueden obtener servicios específicos para la pista de baile, para el camino por el que pasará la novia, para darle un toque único a la terraza o al área de la piscina, entre otros. Además, esta iluminación puede ser robótica, con luces láser o de neón.

Las mejores fotos para el recuerdo

Por lo antes mencionado, éste será un año difícil de olvidar y más aún si se celebra una boda. Pero como una imagen vale más que mil palabras, lo que no puede dejarse de lado es contar con los servicios de uno de los mejores fotógrafos de bodas que se encargue de inmortalizar cada instante que se viva durante esas horas.

A la hora de contratar es importante valorar que el fotógrafo tenga la capacidad de capturar los momentos más emotivos del evento, asegurando que la calidad esté presente en cada toma y que también se aporte una cuota de creatividad. Si también se hacen vídeos de la boda, pues mucho mejor.

Cada evento es único y esa siempre ha sido la idea que se busca explotar detrás de cada uno de ellos. Sin embargo, el 2020 nos ha cargado de nuevos retos que no solo nos toca vivir a nosotros sino que obligan a muchas empresas a reinventarse.

Comments are closed.