Press "Enter" to skip to content

Las 5 enfermedades más comunes que afectan la salud canina

Reconocer las enfermedades más comunes de los perros es fundamental para preservar su salud y poder brindarles una larga vida a nuestro lado. Las mascotas pueden sufrir diversas enfermedades y patologías, por lo que detectar a tiempo ciertos síntomas ayudará a que tengan una mejor salud canina.

Encontrar la información necesaria acerca de los síntomas y tratamientos es posible gracias a plataformas como Salud Canina, quienes ofrecen contenido especializado en el cuidado básico de mascotas. La ayuda de estos portales es fundamental para conocer los más adecuados y eficientes métodos que favorezcan la prevención de enfermedades más comunes.

Principales enfermedades en los perros

Los perros, así como cualquier ser humano, están propensos a padecer trastornos con tratamiento y diagnóstico determinado. La pronta detección de cualquier dolencia mejora de gran medida la salud canina, aumentando la perspectiva de vida de nuestras mascotas.

A continuación, conoceremos las enfermedades más comunes que pueden sufrir nuestros canes destacando las principales características y sus tratamientos.

Moquillo

El moquillo es una de las enfermedades más comunes y contagiosas que afecta a los cachorros que no han sido vacunados. Se considera la patología de los mil síntomas y se caracteriza por la manifestación de secreción nasal, tos, estornudos, fiebre y diarreas constantes. 

La situación se puede agravar si el pequeño canino no posee ningún tipo de vacuna. En este sentido, la vacuna es fundamental para evitar futuros problemas y proteger completamente el organismo de nuestro cachorro. La administración de antibióticos, vitaminas y líquidos es el tratamiento principal que se usa, para fortalecer su sistema inmunológico y evitar la deshidratación.

Sarna

Esta es causada por unos parásitos microscópicos llamados ácaros que se encargan de perforar la piel y la infectan. Los ácaros en bajos números se consideran una propiedad habitual en la piel, el problema surge cuando su número se descontrola y perjudica la salud canina. 

La interacción con animales infectados, ya sean otros perros y gatos, es el principal método de contagio de esta patología. Para prevenir esta enfermedad es fundamental la higiene, por esta razón, se debe mantener limpia el área en donde habita el perro.

La picazón, rascado constante, enrojecimiento de la piel, heridas, pérdida de pelo y la descamación en la piel son algunos de los síntomas más frecuentes de la enfermedad.

En este artículo del Diario de Valderrueda sobre cómo viajar con tu mascota, destaca la importancia de mantener limpio el transportín a la hora de movilizar a nuestra mascota. Mantener aseada la jaula evita la acumulación de parásitos permitiéndole a nuestro amigo disfrutar los comunes viajes al parque, consultas a centros veterinarios o travesías aéreas, y disminuye en mucho la posibilidad de contraer esta enfermedad, entre otras.

Conjuntivitis

La conjuntivitis es una enfermedad que afecta directamente los ojos del animal, se caracteriza por ser uno de los problemas más comunes en los perros. La salud canina se ve comprometida por la inflamación de la membrana conjuntiva lo que provoca enrojecimiento ocular, lagrimeo continuo y segregación verde o amarillenta.

El tratamiento se basa en limpiar el ojo con suero fisiológico y gasas estériles, realizado por un veterinario capacitado para estos procedimientos.

Parvovirus

Esta enfermedad se caracteriza por atacar el sistema digestivo. En cachorros recién nacidos, puede resultar mortal.  Es una enfermedad muy común en perros y además es una de las más contagiosas, propagándose a través de las heces.

Los síntomas incluyen vómitos, diarrea fuerte, falta de apetito, cansancio, heces con sangre, entre otros. Para prevenir esta enfermedad es necesaria la implementación de una vacuna, la cual reduce enormemente el riesgo de que el cachorro la contraiga.

Artrosis

La artrosis es una enfermedad hereditaria, la cual provoca el desgaste de las articulaciones, afecta generalmente a los perros en edad avanzada. El riesgo de padecer esta patología aumenta si el animal es obeso y si no cuenta con una rutina de ejercicios.

Es una enfermedad crónica cuyos síntomas son dolor articular, dificultad en los movimientos, degeneración de las articulaciones y cojera. 

El tratamiento solo sirve para aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida del perro en su última etapa. Controlar el peso y mantener a nuestro amigo peludo realizando actividad física es primordial para evitar las dolorosas consecuencias de esta enfermedad.

La mejor forma de mantener y cuidar la salud canina es acudir regularmente al veterinario, quien proporcionará las vacunas necesarias para evitar cualquier padecimiento. Al ser nuestros fieles compañeros, los perros merecen nuestro agradecimiento y cuidado por todo el cariño y el amor que nos brindan.

Comments are closed.