Press "Enter" to skip to content

Ventajas de 5G y cómo se beneficia al IOT

Las principales ventajas del 5G son una mayor velocidad en las transmisiones, una menor latencia y por tanto una mayor capacidad de ejecución remota, un mayor número de dispositivos conectados y la posibilidad de implementar redes virtuales (network slicing), proporcionando una conectividad más ajustada a necesidades concretas.

Mayor velocidad en las transmisiones

La velocidad en las transmisiones puede acercarse a los 15 o 20 Gbps. Al poder disfrutar de una mayor velocidad podemos acceder a archivos, programas y aplicaciones remotas de forma totalmente directa y sin esperas. Al intensificar el uso de la nube, todos los dispositivos (teléfonos móviles, ordenadores, etc.) dependerán menos de la memoria interna y de la acumulación de datos y no será necesario instalar una gran cantidad de procesadores en algunos objetos porque la computación se puede hacer en la nube.

Por ejemplo, poder activar software de forma remota como si se ejecutara en dispositivos personales, permitirá no tener instaladas las aplicaciones móviles (APPs) en el terminal y ejecutarlas directamente desde la nube. Así como ya no será necesario almacenar la información en la memoria del dispositivo (fotos, videos, etc).

Menor latencia

La latencia es el tiempo que transcurre desde que damos una orden en nuestro dispositivo hasta que se produce la acción.  En 5G la latencia será diez veces menor que en 4G, pudiendo realizar acciones remotas en tiempo real.

Gracias a esta baja latencia y al aumento de los sensores, es posible controlar la maquinaria de una planta industrial, controlar la logística o el transporte a distancia, operaciones quirúrgicas en las que el médico puede intervenir a un paciente que se encuentra en el otro lado del mundo con el ayuda de instrumentación de precisión gestionada de forma remota o el control completo de los sistemas de transporte remoto, automatizado y sin conductor

Mayor número de dispositivos conectados

Con 5G aumenta enormemente la cantidad de dispositivos que se pueden conectar a la red, pasará a escala millonaria por kilómetro cuadrado. Todos los dispositivos conectados tendrán acceso a conexiones instantáneas a Internet, que en tiempo real intercambiarán información entre sí. Esto favorecerá rotundamente al IOT.

Se prevé que un hogar común tendrá cien dispositivos conectados enviando y recibiendo información en tiempo real. Si pensamos en plantas industriales hablaríamos de miles de dispositivos conectados. Este mayor número de dispositivos conectados permitirá las ciudades inteligentes y el coche autónomo.

Por ejemplo, al colocar sensores en diferentes puntos y objetos de la ciudad, se puede monitorear gran parte de ella. Si compartes la información de los sensores de los coches y los de la ciudad, y estos intercambian datos puedes mejorar la calidad de vida de las ciudades, facilitar la navegación del coche autónomo (elegir mejores rutas, reducir el número de accidentes, encontrar plazas de aparcamiento disponibles, etc.)

Corte de red

El 5G también permite implementar redes virtuales (corte de red), crear subredes, con el fin de brindar una conectividad más ajustada a necesidades específicas. La creación de subredes dará características específicas a una parte de la red, al ser una red programable y permitirá priorizar conexiones, como podrían ser las emergencias frente a otros usuarios, aplicando por ejemplo diferentes latencias o priorizándolas en la conexión a la red. red para que no puedan verse afectados por posibles

Comments are closed.