Press "Enter" to skip to content

Formas de mejorar el rendimiento del teléfono inteligente Android

Cada año, los fabricantes nos presentan dispositivos cada vez más potentes con funciones actualizadas y chips más avanzados. Los creadores de teléfonos inteligentes esperan que los nuevos productos puedan mostrar un equilibrio entre un rendimiento de alta velocidad y una batería de larga duración. Pero en la práctica, resulta que casi todos los dispositivos modernos de una forma u otra necesitan una personalización separada de los parámetros, para que funcione sin problemas de velocidad aparentes.

Sabemos lo molesto que puede resultar comprar un teléfono inteligente de gama alta bastante caro, pero, aun así, tiene que lidiar con ciertos fallos en el rendimiento de la interfaz. Pero no se preocupe, hay varias formas de «acelerar» su dispositivo y estamos aquí para informarle al respecto.

1.Identifique la fuente del problema

Antes de comenzar a arreglar cualquier cosa, es importante comprender la razón por la que su teléfono inteligente funciona más lento de lo que puede. Puede ser una aplicación específica, el número de aplicaciones en ejecución o el propio sistema. Google Play Store te ayudará con esta tarea ya que existen varias aplicaciones gratuitas que muestran la carga del procesador, RAM, consumo de tráfico y más.

2. Actualiza tu sistema operativo Android

La última versión del software a menudo contiene varias correcciones y mejoras generales, que ayudan a que su teléfono inteligente funcione más rápido. Muy a menudo, estos archivos se pueden instalar automáticamente. Pero es importante comprobar la posibilidad de una actualización. Por cierto, el mismo principio también funciona con las aplicaciones.

3. Limpia tu pantalla de inicio

Si tiene un fondo de pantalla en vivo hermoso, emocionante pero muy exigente, es mejor reemplazarlo con una imagen estática. Además, borre la pantalla de inicio de los íconos y widgets no utilizados. Cuanto menos desorden tenga, mejor será en términos de rendimiento.

4. Limpia la caché de la aplicación

Los datos de aplicaciones en caché, en teoría, ayudan a que las aplicaciones se carguen más rápido, pero a menudo hay tantos datos en caché que tienen un efecto inverso en un dispositivo. Además, su teléfono inteligente puede almacenar datos de aplicaciones que ya no están en uso o que incluso se han eliminado anteriormente. Será mucho mejor limpiar toda esta basura.

Para hacerlo, vaya a Configuración, luego a Aplicaciones y cambie a la pestaña «Todas» donde puede seleccionar una aplicación específica y elegir «Borrar caché«. Idealmente, es mejor eliminar el historial del navegador, las consultas, la caché de videos de YouTube, los mapas de Google, los correos electrónicos y los archivos adjuntos de Gmail cada dos o tres meses. Google Play Market ofrece una gran cantidad de aplicaciones gratuitas y de pago para este propósito.

5. Deshabilitar la sincronización automática

Las personas a menudo usan muchas cuentas y varios servicios en sus teléfonos inteligentes. Casi todas estas aplicaciones están configuradas para sincronizarse automáticamente con sus servidores en segundo plano. Este proceso afecta seriamente el rendimiento del dispositivo, sin mencionar la duración de la batería. Vaya a «Configuración» y busque «Sincronizar» en «Cuentas» y simplemente apáguelo. Por supuesto, es posible desactivarlo solo para algunas aplicaciones. Elija usted mismo.

6. Restablecimiento de fábrica

Este paso puede parecer un poco extremo, pero muchas personas lo encuentran muy útil cuando se trata de mejorar el rendimiento de su teléfono inteligente. De esta forma podrás deshacerte de la basura acumulada, pero recuerda que tus datos personales también serán eliminados.

Antes de comenzar, guarde todos los datos y configuraciones importantes para que pueda restaurarlos fácilmente más tarde. Y luego vaya a «Configuración», luego «Copia de seguridad y restablecimiento» y encontrará la opción de restablecimiento en la parte inferior de este menú.

7.Eliminar aplicaciones no utilizadas

No es necesario que las aplicaciones que se utilizan con poca frecuencia ocupen el espacio de su dispositivo. Vaya a «Configuración», luego a «Aplicaciones» y cambie a la pestaña «Todas». Revise cuidadosamente toda la lista y elimine todo lo que no sea necesario. Si tiene preguntas sobre ciertos elementos, use Google para encontrar el propósito de cualquier aplicación.

Por cierto, si no desea eliminar algo, simplemente desactive la aplicación. En este caso, puede regresar y habilitarlo en el futuro. Además, eche un vistazo a la pestaña de aplicaciones «en ejecución», algunas de ellas pueden ejecutarse constantemente y afectar seriamente el rendimiento del dispositivo.

8. Transferir datos a una tarjeta de memoria

Incluso cuando ya se haya deshecho de las aplicaciones innecesarias, eche un vistazo a las que se fueron, aún pueden ocupar mucha memoria del teléfono inteligente. Compruebe cuánta memoria queda y si tiene menos de una cuarta parte del volumen total, debe hacer algo al respecto. Intente encontrar un reemplazo para sus aplicaciones, de modo que las nuevas ocupen menos espacio. Y siempre preste atención a la cantidad de memoria antes de instalar una nueva aplicación.

Si su teléfono inteligente tiene una ranura para microSD, instale una tarjeta en él. Mejor no ser tacaño y hacerse con una tarjeta de memoria de gran volumen y alta velocidad. Luego, mueva todos sus archivos multimedia (imágenes, música, video, etc.) a la memoria externa. Sin embargo, para algunos teléfonos, este paso puede no ayudar, ya que inicialmente tienen muy poca memoria. En este caso, lo único que queda es eliminar datos y aplicaciones innecesario.

Comments are closed.