Press "Enter" to skip to content

Los desguaces representan una alternativa económica y amigable con el medio ambiente

Cuando es necesaria alguna pieza de recambio para reparar un vehículo, se puede recurrir a dos vías: comprarla nueva o ir buscarla a un desguace. Cualquiera de las dos soluciones es efectiva, la diferencia está en que la segunda representa un sustancial ahorro económico y de tiempo. Además, al comprar una pieza de segunda mano se contribuye en la preservación del medio ambiente

La reparación de un coche puede llegar a ser un verdadero dolor de cabeza en esos momentos en los que no se consigue la pieza de recambio o cuando su valor se eleva más allá de lo esperado. Ambas situaciones son desesperantes y pueden llevar a paralizar los trabajos y a dejar el vehículo parado por mucho tiempo.

Por suerte, están los desguaces para resolver esas y cualquier otra circunstancia relacionada con repuestos para vehículos. Estas empresas son la salvación para muchas personas, quienes pueden pasar por alguna coyuntura complicada que les dificulte la reparación de su coche, furgoneta, camión o moto.

En los desguaces se pueden conseguir piezas de recambio de segunda mano, pero en óptimas condiciones, ya que son tomadas de vehículos que han sido dados de baja por accidentes de tránsito o porque sus propietarios simplemente dejaron de usarlos.

Además, en ellos revisan muy bien los vehículos y someten a rigurosas pruebas cada pieza que venden para garantizar que funcionen perfectamente y que no ocasionarán problemas a quienes las compren.

Por otra parte, son una excelente forma de reciclar vehículos y contribuir con ello a la preservación del medio ambiente, por eso, al adquirir piezas de segunda mano se  contribuye con el planeta.

¿Cómo comprar en los desguaces?

Adquirir recambios de desguace es muy fácil, más incluso que ir a una tienda de repuestos a comprar piezas nuevas. Hoy, con el avance de las tecnologías de la comunicación y el vertiginoso crecimiento de internet, solo se necesita un ordenador, smartphone o cualquier dispositivo con conexión a la red, para elegir y pedir la pieza que se necesite.

Para solicitar un repuesto online solo hay que entrar al portal de desguaces, revisar el recambio que se necesita, lo cual se hace buscándolo por modelo, tipo, marca o código específico que se necesite, solicitarlo y esperar a que llegue hasta la puerta de casa o cualquier otro lugar que se indique.

Hay portales que, incluso, permiten buscar la pieza de forma geolocalizada por provincia, lo más cerca del cliente, para facilitarle todo. También, si no la tienen, ayudan a encontrarla donde esté, siempre en el menor tiempo posible.

Reciclar vehículos es preservar el planeta

Los desguaces cumplen una importante labor social al recoger vehículos inservibles para recuperar sus partes y venderlas, pero no solo por la economía que brindan en pro de los compradores, sino por el favor que le hacen al medio ambiente. Al reciclarlos, se evita que tanto hierro, plástico y demás materiales congestionen los basureros o, peor aún, que vayan a parar a espacios naturales.

Cuando llega un vehículo a un desguace, que previamente habrá sido dado de baja en la Dirección General de Tráfico (DGT), se realiza un exhaustivo pero necesario proceso para descontaminarlo y retirar las piezas reusables.

Lo primero que se hace es retirar los elementos contaminantes, como pueden ser refrigerante, gases tóxicos, líquido de frenos, aceite, batería y otros que integran los distintos sistemas del vehículo. Éstos se colocan en contenedores especiales para su posterior disposición en lugares autorizados.

Luego se desmontan las piezas que puedan ser reutilizadas, se revisan bien y se ponen a la venta. Las que no pasen las minuciosas pruebas son retiradas, agrupadas según el tipo que correspondan y se desechan como material no peligroso.

En conclusión, los desguaces son un increíble apoyo para los propietarios de vehículos, quienes se pueden ahorrar significativas sumas de dinero al adquirir las piezas que necesiten en estos lugares. Pero también son una ayuda en la preservación del medio ambiente, al permitir la reutilización de esas partes, que de lo contrario podrían contaminar el planeta.

Comments are closed.