Press "Enter" to skip to content

¿Cómo afrontar las emergencias de conducción?

Tener un coche es más que tener la alternativa para viajes, con que hacer compras, pasear o ir trabajar, es también una responsabilidad que acarrea varias cosas que e deben atender y entre ellas la principal es la seguridad.

Este artículo destaca algunas de las soluciones que puedes tener a l mano en caso de emergencias de conducción, según sea el caso. Toma en cuenta estas recomendaciones y disfruta de tu vehículo por más tiempo.

Si una llanta explota:

1.            Mantenga firme el volante.

2.            Siga recto.

3.            Retire el pie del acelerador lentamente. No frenes todavía.

4.            Cuando el coche casi se haya detenido, aplique los frenos.

Si su dirección asistida falla:

1.            Es posible que deba aplicar más fuerza de la habitual para girar el volante. Si el motor se para, no tendrá dirección asistida, pero aún puede girar el volante.

2.            Conduzca al costado de la carretera de manera segura.

3.            Detenga el coche. Si el automóvil tiene frenos de potencia, es posible que deba presionar el pedal del freno con más fuerza de lo habitual.

Si su volante deja de controlar repentinamente su vehículo:

1.            Retire lentamente el pie del acelerador.

2.            Active sus luces de emergencia.

3.            Evite frenar: el coche naturalmente continuará en línea recta y frenar podría hacer que se desvíe.

4.            A medida que su coche disminuye la velocidad, frene gradualmente hasta que el automóvil se detenga.

Si sus faros delanteros fallan:

1.            Encienda las luces de estacionamiento, los intermitentes y las luces intermitentes. Pueden proporcionar suficiente luz para que pueda alejarse de la carretera de manera segura.

2.            Deje la calzada tan pronto como pueda. Mantenga las luces de emergencia encendidas para advertir a otros conductores.

Si su acelerador se atasca:

1.            Cambie de velocidad a punto muerto (N).

2.            Aplique sus frenos.

3.            Concéntrate en la carretera.

4.            Busque formas de salir de su camino actual.

5.            Encienda las luces de emergencia para advertir a otros conductores.

6.            Si puede, conduzca de manera segura fuera de la carretera.

7.            Cuando ya no necesite cambiar de dirección, apague el motor.

Si los limpiaparabrisas fallan:

1.            Disminuye tu velocidad.

2.            Intente encender y apagar los limpiaparabrisas varias veces.

3.            Si esto no funciona, hágase a un lado de la carretera.

4.            Si es necesario, abra la ventana y saque la cabeza para ver lo suficiente como para detenerse.

Si su motor se sobrecalienta:

Conducir en tráfico con frenadas y arranques en tiempo caluroso, conducir en pendientes pronunciadas y arrastrar un remolque detrás de su vehículo puede aumentar la temperatura del motor. Vigile el indicador de temperatura y observe si se sobrecalienta.

Para evitar el sobrecalentamiento del motor:

1.            No conduzca a altas velocidades durante largos períodos de tiempo.

2.            En el tráfico intermitente, conduzca a baja velocidad.

3.            Si el motor se sobrecalienta, apague el aire acondicionado.

4.            Si está detenido en el tráfico, ponga el automóvil en estacionamiento (P) y presione ligeramente el acelerador; esto hará circular refrigerante por todo el motor.

5.            Si se enciende la luz de advertencia de temperatura o si el indicador de temperatura apunta a la zona roja, salga de la carretera de inmediato. Apague el motor.

6.            Si su motor se incendia, detenga el automóvil tan pronto como pueda. Deje la calzada. Apague el motor y aléjese del automóvil lo más que pueda.

Comments are closed.