Press "Enter" to skip to content

Un negocio de hostelería es mucho más que buena comida

Decidir emprender con un restaurante es una decisión que implica un arduo trabajo, el cual comienza desde la concepción de la idea, el apoyo de un equipo cualificado y la elaboración de una propuesta gastronómica variada que sea del gusto hasta de los paladares más exigentes. 

Un negocio de hostelería y restauración puede resultar muy lucrativo cuando es gestionado adecuadamente, ya que implica muchos detalles que van mucho más allá de una buena comida, que obviamente es fundamental, pero no es lo único.

Decantarse por una franquicia siempre será buena opción y si éste no es el caso habrá que trabajar arduamente en construir una buena imagen corporativa. Habrá que asesorarse para no cometer errores comunes y usar siempre productos de calidad para brindar experiencias gastronómicas inolvidables.

Una inversión rentable ¡y con mucho sabor!

Entre las opciones para montar con éxito una empresa de este tipo, está adquirir una franquicia, ya que esto significa que el producto ya ha sido probado, el mercado evaluado y el nicho definido, así que el empresario puede saltarse esta etapa y el gasto que implica.

Opciones hay muchas, la idea es elegir una propuesta gastronómica que sea del gusto de la mayoría, una de éstas indudablemente siempre será la comida italiana. Existe en Madrid una alternativa que se convierte en una atractiva oferta para invertir, se trata de Il Cratere del Gusto, un restaurante que resume lo mejor del sabor italiano, combinado con un ambiente acogedor y un servicio inmejorable.

Entre sus principales atributos está que el 40% de las ventas se desarrollan fuera del local, es decir, con comida para llevar, lo cual se traduce en la optimización de costes y espacio. Los locales son de 50 metros cuadrados y ofrecen platos napolitanos típicos de alta calidad, elaborados con recetas milenarias.

Errores comunes que se deben evitar

Aparte de la buena sugerencia que implica decantarse por adquirir una franquicia de restaurantes, existen varios aspectos y sugerencias que se deben tener en cuenta al iniciar este tipo de emprendimiento, ya que en ocasiones, se pueden estar cometiendo errores que a los empresarios les cuestan dinero, esfuerzo y tiempo, muchas veces sin saberlo.

Uno de los errores más comunes que se cometen al abrir un negocio de hostelería y restauración, es delegar el negocio inadecuadamente, debe existir un equilibrio. Se debe contar con un equipo de trabajo altamente capacitado al que se puedan asignar tareas primordiales, sin embargo, debe haber una revisión constante porque delegar no significa que el dueño se deba olvidar del negocio.

Otro error que generalmente se comete es que el enfoque mayormente está en atraer nuevos clientes, olvidándose de fidelizar los que ya se tienen. El marketing es un aspecto importante para este tipo de negocio, porque permite visibilizar la marca y captar público objetivo, pero también es vital que el cliente se enganche con el buen servicio, volviéndose consecuente.

La importancia de una imagen corporativa

Como en todo producto, el empaquetado es sumamente importante, no sólo el contenido. Así también sucede en el negocio de la hostelería y la restauración, en el que se requiere mucho más que una excelente comida y una atención de primera.

La imagen de marca de un restaurante proporciona personalidad al negocio a través de características distintivas del resto. Tener un “plato estrella” es importante, pero si este protagonista va enmarcado con una marca sólida y creíble, será aún más apetecible y, en consecuencia, rentable.

En este sentido, es vital contar con el apoyo de expertos para crear la imagen corporativa ideal, que sea consecuente con el proyecto y logre crear una conexión automática con los usuarios.

Contar con productos de primera es vital

Otro de los factores que cimentan un negocio de hostelería es el uso de buenos productos, ya que esto es garantía de que se obtendrán platos de excelente calidad, lo cual es fundamental para ganar la aceptación de los clientes.

Un producto versátil en todo tipo de cocina es el jamón ibérico, un alimento que se ha convertido en toda una joya de la gastronomía española. Pero no puede ser cualquiera, descubre las ofertas de jamones ibericos de la marca Encina Don Alberto, una empresa ubicada en la Sierra de Huelva que elabora de forma artesanal y tradicional embutidos y jamones ibéricos de bellota.

En su sitio web encinadonalberto.com tienen a disposición de sus clientes diversas ofertas con variedad de productos tales como jamones enteros, lotes y cestas ibéricas, jamón cortado o deshuesado, platos ibéricos y mucho más.

Comments are closed.