Press "Enter" to skip to content

¿Qué son y para qué sirven los préstamos sin ASNEF?

Para muchas personas llegar a fin de mes con sus ingresos es una tarea complicada, bien sea porque no son suficientes o bien porque se produzcan imprevistos que es necesario solventar. En cualquiera de los casos, los préstamos rápidos, con o sin ASNEF, son el bote salvavidas más eficiente.

Las solicitudes de préstamos por internet son cada vez más frecuentes en los actuales tiempos. La facilidad con que se generan sumado al hecho de que suelen exigir muy pocos requisitos y teniendo en cuenta que pueden estar abonados en la cuenta bancaria en unos pocos minutos, son aspectos más que suficientes para que estén dentro de los favoritos de muchos españoles.

La noticia de que existe la posibilidad incluso de obtener prestamos sin importar ASNEF es aún más relevante para quienes se han sentido más de una vez defraudados por los sistemas bancarios tradicionales. Estos últimos, lejos de verse como una ayuda en momentos de necesidad, se perfilan como un evidente y complejo mecanismo al que cuesta mucho acudir.

Ante esta realidad entonces es cuando responden los préstamos con o sin ASNEF, ya que no realizan tantas revisiones que en otros escenarios son obligatorias respecto a estos listados de morosidad sino que se convierten en un mecanismo que se perfila con igualdad para todos los ciudadanos. Esto quiere decir que sin importar en qué trabajamos o de dónde provienen nuestros ingresos, podremos realizar nuestra solicitud y ser beneficiados con un préstamo muy probablemente en caso necesario.

Utilidades de los préstamos sin ASNEF

A la hora de solicitar un crédito sin mirar ASNEF, tenemos como aspecto muy positivo el hecho de que su finalidad no tiene por qué justificarse. Es decir, podremos utilizar el dinero en lo que nos parezca más conveniente para responder a nuestras necesidades.

Ahora bien, es muy importante reconocer que el mayor riesgo en este tipo de actividades lo tienen quienes ofrecen el crédito ya que podría ocurrir un impago. Pero la realidad es que la gran mayoría de las personas se aseguran de poder devolver sus compromisos. Por supuesto, esto también limita la cantidad de dinero que ofrecen las empresas, sobre todo cuando se trata de créditos urgentes e inmediatos.

Condicionantes de los créditos online

Ya hemos indicado que los créditos rápidos pueden ser solicitados por cualquier persona, pero esto implica necesariamente que sea mayor de edad y que sea ciudadano español. Además, debe tener una cuenta bancaria a su nombre disponible para el abono del dinero.

El importe dependerá en función de la empresa que ofrezca el servicio, pudiendo variar aproximadamente, de 60 a mil euros. Cuando se pidan más de mil, lo más probable es que se solicite un aval como una casa o un coche para avanzar con el proceso y que la empresa tenga respaldo ante cualquier eventualidad por impago.

Otro dato interesante al hablar de créditos sencillos sin importar ASNEF es el tiempo de devolución del dinero. Las entidades bancarias generalmente imponen las fechas, pero en este sistema de préstamos este período puede variar de entre 5 a 90 días, según lo que sea más cómodo para cada usuario.

Además, las modalidades relacionadas con los préstamos online pueden facilitar la adquisición incluso sin pagar intereses en la primera solicitud, es decir, se ofrecen bajo la condición de gratuidad. Todo esto contribuye a que los usuarios se vean mucho más beneficiados ante este nuevo sistema.

Por último, es indispensable hacer referencia a que el proceso de concesión es bastante sencillo y consiste en tres simples pasos:

  1. Rellenar el formulario indicando el importe de dinero y el tiempo de devolución, entre otros.
  2. Comprobar la identidad a través del DNI y el recibo del banco.
  3. Recibir el dinero en la cuenta y estar atento a las siguientes fechas de pago.

Con toda esta información no queda duda de que los préstamos rápidos son una alternativa de mucho valor, sin importar si se tiene ASNEF o no.

Comments are closed.