Press "Enter" to skip to content

Diez maneras de mejorar su oferta

Los consumidores nunca han sido tan cuidadosos a la hora de gastar su dinero. Los compradores inteligentes buscan productos de calidad y un servicio personalizado, además de una buena relación calidad-precio, y están dispuestos a gastar más en el proveedor adecuado. 

¿Cómo puede satisfacer sus expectativas?

1. Revise su cartera de productos

Antes de decidir si va a adaptar sus productos o servicios, eche un vistazo a lo que tiene. ¿En qué medida satisface las necesidades de los clientes actuales? ¿Qué líneas se están vendiendo bien y cuáles deben abandonarse?

2. Manténgase al día de los cambios en su sector

Los tiempos difíciles inspiran el pensamiento ingenioso, y seguro que ha habido cambios en todos los sectores en los últimos años. ¿Ha avanzado la tecnología? ¿Han cambiado las técnicas de venta y marketing? ¿Qué nuevas tendencias están surgiendo?

Hable con sus clientes y proveedores, y suscríbase a las revistas y boletines de la industria para saber qué está pasando en su sector.

3. Considere cómo ampliar su oferta actual

No es necesario que haga cambios al por mayor; puede que sólo sea cuestión de retocar lo que tiene. Una opción es introducir una gama premium de productos o servicios, por ejemplo, o ofrecer una mayor variación estacional en lo que vende.

También puede intentar agrupar sus productos y servicios, o añadir nuevos servicios que complementen sus productos actuales; por ejemplo, ofrecer un servicio de mantenimiento a precio reducido durante los tres primeros años de una caldera recién instalada.

4. Complementar y diversificar

Muchas empresas han crecido con éxito ofreciendo productos y servicios relacionados o diversificándose en nuevas áreas: por ejemplo, los centros de jardinería que venden muebles para el hogar, las empresas de construcción que ofrecen formación en bricolaje, las empresas de oficina que alquilan espacio de escritorio a los autónomos, etc.

Si piensas diversificar, investiga primero y no te alejes de tu área de especialización.

5. Ofrecer valor añadido a los clientes

Si los fondos son escasos, piense en ofrecer nuevos servicios de valor añadido en lugar de invertir en nuevas existencias o equipos.

Por ejemplo, la entrega local gratuita, la apertura en fin de semana, la asistencia técnica, las devoluciones gratuitas o las ofertas especiales para clientes habituales no supondrán ningún coste, pero pueden reforzar la fidelidad y mejorar la satisfacción de los clientes.

6. Crear nuevas asociaciones

A menudo surgen oportunidades para establecer nuevas relaciones cuando los mercados cambian. ¿Por qué no considerar una empresa conjunta o una asociación con otra empresa que atienda a un mercado ligeramente diferente, pero relacionado?

7. Reconsiderar la forma de vender y a quién vender

Puede que no sea su producto o servicio lo que le está frenando, sino su enfoque de ventas y marketing.

La presión del mercado a menudo inspira la innovación: por ejemplo, la Game Boy de Nintendo fue rebautizada para un grupo de edad más avanzada cuando otros fabricantes introdujeron consolas más atractivas para el mercado principal de jugadores. Este inteligente movimiento amplió su alcance en el mercado y su longevidad.

¿Podría su oferta ser reorientada hacia un mercado completamente nuevo?

8. Pregunte a sus clientes y proveedores qué opinan

Antes de realizar cualquier cambio propuesto, averigüe si sus clientes y proveedores creen que está haciendo lo correcto. Si necesita más existencias, equipos o servicios, ¿puede llegar a un acuerdo con los proveedores?

¿Su oferta renovada satisface realmente las necesidades de los clientes y estarían dispuestos a pagar por ella? Haga un periodo de prueba y preste atención a los comentarios.

9. Expansión a nuevos canales de venta

Una forma clave de mejorar su oferta sin cambiarla realmente es hacer que sea más fácil y cómoda de encontrar y comprar:

  • Si puede vender en línea, hágalo;
  • Asista a ferias y salones, si lo considera oportuno;
  • Explore las oportunidades de venta de terceros, como los puntos de venta al por menor e incluso las franquicias;
  • Contrate a un agente de ventas o a un distribuidor para investigar y abrir nuevos territorios, incluso en el extranjero.
  •  En definitiva, explorar las posibilidades para llegar al mayor número de clientes de la forma más rentable.

10. Cree un proceso de retroalimentación continuo

Sea cual sea el lugar en el que venda, asegúrese de que sus clientes tengan la oportunidad de valorar y comentar el nivel de sus productos y servicios.

Asegúrese de que dispone de una breve encuesta de satisfacción del cliente en el punto de venta, y haga que los clientes se sientan lo más cómodos posible ofreciendo su opinión verbalmente.

Comments are closed.