Press "Enter" to skip to content

Vence la ansiedad con las herramientas apropiadas

Existen males de tiempos modernos que se han venido desarrollando debido a que vivimos en una sociedad en constante estrés. ¿Has sentido alguna vez angustia o ansiedad en tu vida? Pues este estado emocional intenso es muy común en las personas, especialmente las que están sometidas a mucho trabajo.

No hay que vivir bajo permanente ansiedad

Cuando estamos bajo los efectos de la ansiedad, todo el cuerpo lo percibe y lo sufre. Se manifiesta de varias formas, por un corazón que se acelera, por la sensación de pálpito en el pecho, temblores y la respiración entrecortada.

A nivel psíquico, la ansiedad aumenta de forma anormal el sentido de alerta, hasta tal punto que sacrifica las horas de descanso y sueño, además de tener un pensamiento pesimista sobre el futuro.

En ese ámbito de la mente en el que se desarrolla la ansiedad, germinan los pensamientos inquietantes, como querer saber sobre el futuro antes de que suceda, por lo que habrá que contrarrestarlo con nuevos hábitos en la vida y ejercicios como el yoga, que traen beneficios para el cuerpo y que puedes encontrar en páginas especializadas en esta técnica, como https://yogabeneficios.net/.

Sin embargo, hay que reconocer que la angustia y la ansiedad, en ocasiones, sirven como barreras protectoras porque nos advierten del peligro.

El problema es cuando dicho peligro es producto de la imaginación, irreal o una fantasía. Y lo peor de una persona habituada a la ansiedad es que no puede conseguir otra forma de vivir, de manera que siempre está nerviosa, inquieta y con prisa, temiendo siempre sobre el futuro y no sintiéndose capaz de conseguir los objetivos.

El resultado, entonces, es la resignación, ya que las personas bajo este estado de ansiedad concluyen que es parte innata de su personalidad.

Si tienes episodios de ansiedad y hoy te preocupan excesivamente las cosas, la solución puede aparecer de varias formas, como hacer cambios en la dieta, tomar ciertos complejos nutricionales, efectuar ejercicios, practicar yoga y tener ayuda psicológica.

Por ejemplo, si vives en la capital, tienes la posibilidad de contactar con un psicólogo especialista de la ansiedad en Chamberi Madrid, que te ayudará a cuidar tanto tu cuerpo como tu mente, para que no te preocupes en exceso.

Cuidado con los efectos físicos de la ansiedad

En España son cada día más numerosas las personas que sufren de ansiedad, debido a las situaciones cotidianas o el estrés.

Entre algunos de los aspectos físicos, están los cambios en la respiración, menos profunda y más rápida, este estado se conoce como hiperventilación. Con dicho estado puedes sentir aturdimiento, debilidad y desmayos.

También existen cambios en la circulación de la sangre durante el período de ansiedad. La persona puede sentir que la temperatura del cuerpo aumenta y experimenta cambios en el sistema digestivo, ya que con frecuencia, las personas pueden sentir sensación de náuseas, diarrea y tener el estómago revuelto.

Se ha comprobado que puede originar más canas en el cabello y la pérdida del mismo, conocido como alopecia.

La alopecia puede causar que la persona se vea con mucha más edad de la que tiene, ya que esta situación puede ser irreversible, pero en la actualidad, existen injertos capilares y la posibilidad de trasplantes de cabello, a través del Instituto de Trasplante Capilar, para así poder solucionar el problema.

Cuando el problema son las negligencias médicas

Hay situaciones que pueden desencadenar la ansiedad, como la pérdida de trabajo, fallecimiento de un ser querido y situaciones inesperadas, como una negligencia médica. 

Esto último significa que un acto ejecutado por un profesional médico se ha desviado de sus normativas y preceptos.

Pero aunque cuentes con abogados negligencias medicas, habrá que mantener la calma en un primer momento, para así poder avanzar hacia la resolución del conflicto y también para tener paz mental.

No habrá que preocuparse excesivamente por las cosas, ya que esto puede deteriorar la salud, hasta tal punto de enfermar y no poder atender los asuntos relacionados con el trabajo y la familia. 

Lo  conveniente es cuidar nuestra mente y nuestro cuerpo, y no preocuparnos excesivamente por las cosas, sino tener las cosas en equilibrio.

Es verdad que en el momento de sufrir ansiedad no podemos describir las sensaciones que sentimos, pero si se cuenta con la ayuda de un profesional y la familia, aprenderemos a tener este tipo de problema bajo control.

Comments are closed.