Press "Enter" to skip to content

Todo lo que hay que saber antes del comienzo de la Eurocopa 2021

Si bien la Eurocopa debía realizarse en 2020, las circunstancias hicieron necesario una demora en la realización del torneo que ya tiene fecha para este año, nada más y nada menos que para la segunda semana de junio. Mientras esperamos, vamos a detallar todo lo que hay que saber sobre el campeonato y cuáles son los antecedentes en su historia. 

Tras un año complicado, finalmente la Eurocopa podrá tener comienzo, pactado para el próximo 11 de junio. Mientras se debate qué papel jugará Portugal, tras llevarse la victoria en el torneo de 2016, echamos un vistazo a los datos con los que ya contamos para comprender más a fondo, dónde y cómo se llevará a cabo este año, además de las expectativas que existen para este torneo. 

Demora de la competición

Como ya muchos saben, la realización del campeonato de la UEFA habría tenido lugar el pasado 2020, de no ser por las complicaciones que para el contexto global suponía celebrar un torneo de semejantes dimensiones. Finalmente, y tras la espera de un año, ha llegado el momento tan ansiado por millones de personas para celebrar la Eurocopa, que cumple además sesenta años desde su primer torneo, por lo que muchos aficionados ya han hecho sus apuestas Eurocopa 2021 en torno a cuál de todos los campeones anteriores podría volver a llevarse la gloria. Más allá de todas las circunstancias, este año el torneo viene con algunas modificaciones. 

En primer lugar, se decidió que en lugar de disputarse en solo una o dos sedes, tendría lugar en diferentes países del Viejo Continente. Las sedes elegidas fueron doce, distribuidas en los siguientes países: Rusia, Dinamarca, Azerbaiyán, Hungría, Alemania, Italia, Rumania, Países Bajos, Inglaterra, Escocia y España. 

Se dispuso además que, en cada fase de grupos, se asignarán dos sedes a cada equipo. Las semifinales, así como la final tendrán lugar en el famoso e ilustre Estadio de Wembley, escenario de numerosos eventos históricos, ubicado en Londres, Inglaterra. De acuerdo a estas disposiciones, en esta edición no habrá clasificación automática, lo que significa que los países miembros habrán tenido que pelear por un lugar para pasar a la última fase.

Formato de la Eurocopa 2020-2021

Para esta edición, se decidió que habría seis grupos conformados por cuatro equipos cada uno, reuniendo un total de veinticuatro equipos. Del mismo modo en el que se dispuso para el campeonato celebrado en el 2016, se decidió para la presente Eurocopa que el campeón de cada grupo, así como el subcampeón y los cuatro mejores terceros, podrían llegar a octavos de final. 

Los grupos quedaron dispuestos de la siguiente manera:

  • Italia, Suiza, Gales y Turquía pertenecen al grupo A, y por lo tanto, tendrán que jugar en las sedes de Italia y Azerbaiyán.
  • Finlandia, Bélgica, Rusia y Dinamarca pertenecen al grupo B; con sede en Rusia y Dinamarca. 
  • En el grupo C, se encuentran Macedonia del Norte, Holanda, Ucrania y Austria, que jugarán en las sedes de Rumania y Países Bajos.
  • Al grupo D pertenecen Escocia, República Checa, Inglaterra y Croacia, con partidos en las sedes de Escocia e Inglaterra.
  • Dentro del grupo E, están Polonia, España, Suecia y Eslovaquia, y sus sedes asignadas son las de Rusia y España.
  • Finalmente, en el grupo F, se encuentran Francia, Alemania, Hungría y Portugal, cuyas sedes serán Alemania y Hungría. 

El comienzo del torneo tendrá lugar el 11 de junio, con el inicio de la primera jornada del grupo A, con Turquía e Italia jugando en la sede italiana, y Suiza y Gales en la sede de Azerbaiyán.

Historia de la Eurocopa

La primera Eurocopa tuvo lugar en 1960, cumpliendo un total de quince torneos. El primer ganador fue la entonces Unión Soviética, y desde ese tiempo a esta parte fueron muchos los equipos que tuvieron la posibilidad de tener la famosa copa en sus manos, y en el medio, distintos jugadores y selecciones lograron destacar y reunir grandes distinciones por su desempeño

  • Michel Platini, la luz de la selección francesa que consiguió, como capitán del equipo, convertirse en su máximo goleador en 1984.
  • Marco van Basten, que se distinguió por ser el jugador con más goles anotados durante el torneo de 1988, para Holanda.
  • Zinedine Zidane, que fue designado mejor jugador de la Eurocopa en el 2000 por Francia.
  • Cristiano Ronaldo, goleador indiscutible de la selección portuguesa durante la Eurocopa 2004.
  • O también, Andrés Iniesta, que se coronó como el mejor jugador de la Eurocopa en el año 2012, dándole a España su segunda victoria de manera consecutiva. 

Y si hablamos de selecciones, no quedan dudas de que España y Alemania han sido las dos más premiadas en la historia de todo el torneo, con el mayor número de copas ganadas. 

España obtuvo su primera victoria en 1964, volviendo a levantar la copa en 2008, así como en 2012. La selección de Alemania, por su parte, se consagró ganadora durante 1972 por primera vez, y le siguieron las victorias de 1980 y 1996. 

Además, en sus inicios, la Eurocopa no contaba con la cantidad de selecciones que juegan hoy en día. De hecho, para el torneo que iba a jugarse en 2020, y que finalmente se realizará este año, se dispuso incrementar la cantidad de selecciones. 

Durante los primeros años, eran apenas cuatro equipos los que llegaban a disputarse la victoria. Posteriormente, el número continuó incrementando y se añadieron nuevos grupos, y por tanto más selecciones, a cada edición con el transcurso de los años

Ya durante aquella primera Eurocopa comenzaron a vislumbrarse las primeras estrellas. Lev Yashin fue una de ellas, portero perteneciente a la selección soviética, que no solo destacó por la defensa de la portería, sino por las formas: ya en ese tiempo fue el primer jugador en utilizar guantes, costumbre que se hizo necesaria para todos los porteros, de ahí en adelante. Lev Yashin en aquel entonces destacaba dentro del fútbol soviético y del mundo entero como una gran amenaza. Gracias a sus increíbles capacidades, fue pronto reconocido como el mejor portero del fútbol. 

En las ediciones posteriores hubo otros astros que se convirtieron no solo en el rostro de las eurocopas, sino en iconos idolatrados de cada selección. Del mismo modo en que Yashin o Platini fueron distinguidos en sus respectivos equipos, Gerd Müller fue en 1972 el rostro de la selección alemana. En aquel entonces, Alemania atravesaba complicadas circunstancias en materia política, y aunque el fútbol se vio inevitablemente envuelto por ellas, fue también una de las más importantes fuentes de entretenimiento para aliviar el descontento social, ya que el país finalmente alzaría su primera copa. 

Mientras esperamos al comienzo de esta ansiada Eurocopa, que con algunos cambios por fin podrá tener lugar, no queda más que preguntarnos cuál será el próximo equipo que podrá disfrutar de llevarse la Eurocopa a sus vitrinas. 

Comments are closed.