Press "Enter" to skip to content

Terapia EMDR en Málaga, una manera de ayudar a liberarse de los traumas

La Terapia EMDR es una técnica creada para ayudar a los pacientes a procesar y resolver diferentes situaciones traumáticas que han podido ocurrir en su vida. También es una técnica muy interesante para mejorar algunos aspectos de la vida del paciente, o superar miedos y fobias.

Cuando se tiene algún tipo de problema psicológico es imprescindible acudir a profesionales que puedan ayudar a solucionarlos o al menos a controlarlos lo más posible. Tanto niños como adultos, en algún momento de su vida pueden necesitar de ayuda psicológica para hacer frente a cualquier adversidad o dificultad en su comportamiento. Existen diferentes formas de plantear la terapia psicológica, en función de los problemas que tenga cada paciente, de su edad, de sus inquietudes y del punto de vista del profesional.

Una de las técnicas psicológicas que más beneficios produce tanto en niños como en adultos es la terapia EMDR en Málaga. Esta terapia pretende que disminuya significativamente la ansiedad y los pensamientos negativos de la persona gracias a la realización de movimientos oculares voluntarios (mover los ojos de un lado hacia el otro). La terapia EMDR surge en los últimos años de la década de los años ochenta gracias a los estudios de la neuróloga Francine Shapiro, con el objetivo de detectar e identificar los traumas de una persona con mayor profundidad. La Terapia EMDR se conforma como un conjunto de distintas técnicas, como las técnicas conductuales, la psicoeducación, el mindfulness, las técnicas cognitivas o el psicoanálisis tradicional.

Una terapia recomendada por organismos internacionales 

Este tipo de terapia es una de las más recomendadas por diferentes organizaciones internacionales para el tratamiento del trauma psicológico en personas. Los movimientos voluntarios oculares bilaterales sirven para combatir las distracciones que causan los recuerdos y los pensamientos negativos.

Las sesiones con Terapia EMDR comienzan intentando identificar por parte del especialista diferentes fases, focalizarlas e intentar prevenir en la medida de lo posible los problemas psicológicos que los traumas han podido o pueden crear en la persona. Para ello el primer paso consiste en precisar cuál es la causa de la consulta, cuándo comenzó ese problema y establecer el foco principal de ese problema. 

Gracias al movimiento ocular el psicólogo obliga al paciente a que explique y saque a la luz ese hecho traumático. El terapeuta buscará que el paciente se esfuerce en recordar, que recree en su mente el inicio, o la raíz de ese malestar. Se pretende que poco a poco la persona sea capaz de ir recordando todos los detalles del momento en sí, que aporte detalles sobre sus emociones para que pueda recrear el trauma de la forma más realista posible. 

Cada fase se va repitiendo para ir poco a poco profundizando en ese recuerdo, hasta que la persona ya no sea capaz de recordar ningún detalle, sensación o emoción más. Los recuerdos negativos o traumáticos del pasado irán desapareciendo y el paciente podrá analizar de nuevo ese momento con una relectura emocional más sana, que ayudará a que vayan desapareciendo las conductas complicadas que le llevaron a realizar la terapia. 

Estimular los dos hemisferios del cerebro

Esta terapia es una forma de conectar con el recuerdo traumático a través de una simple estimulación auditiva y visual. Es una técnica muy efectiva para que el psicólogo pueda entender mucho mejor la situación del paciente, sobre todo desde un punto de vista emocional. 

Las sesiones con Terapia EMDR no se pueden prefijar de antemano, ya que dependerán de cada paciente y del tipo de trauma o traumas que se deseen solucionar. 

Este abordaje psicoterapéutico es muy utilizado en el tratamiento de los trastornos de estrés postraumático, ya que ayuda a reducir el efecto de las experiencias traumáticas. Esta terapia se puede combinar con otras técnicas y terapias para que los resultados sean aún más eficaces y se puedan adaptar mejor a cada paciente. 

Comments are closed.