Press "Enter" to skip to content

¿Qué es y cómo funciona el trasplante capilar?

Es uno de los tratamientos en auge de la cirugía estética europea, y miles de hombres ya experimentan sus buenos resultados, pero ¿en qué consiste el trasplante capilar? ¿Cuántos tipos de técnicas existen de este tipo de trasplante? A continuación, en el siguiente artículo vamos a explicar detenidamente todo lo relacionado con este tipo de intervención, para sacar de cualquier tipo de dudas a las personas que estén interesadas en este tratamiento.

¿Qué es el trasplante capilar?

El trasplante capilar es un tratamiento que se basa en una intervención de cirugía estética bien sencilla. A diferencia de otros métodos para combatir la alopecia, este tratamiento ha conseguido, poco a poco la fama mundial, debido a sus buenos resultados. No se trata de una solución a corto o a medio plazo, sino que después de esta intervención, el resultado es permanente. Lo que hasta hace unos años atrás parecía imposible, hoy supone una nimiedad que tiene fácil solución, aunque lo cierto es que como en todas las intervenciones médicas, por simple que sean, debemos consultarlas y tratarlas con los mejores profesionales del sector.

En lo que al concepto se refiere, el trasplante como tal, trata de mover un tejido vivo, en este caso las unidades foliculares de un donante, hasta la parte de la alopecia de un receptor. Por otro lado, este injerto tiene la peculiaridad de no quedarse simplemente así, sino que crece y se desarrolla de forma gradual hasta cubrir la zona intervenida, de forma permanente. Más adelante revisaremos las técnicas más populares del trasplante capilar, no obstante, es cierto que la mayoría comparten muchos elementos en común.

Pasos del trasplante capilar

Cualquier intervención de trasplante capilar se puede explicar en tan sólo 6 sencillos pasos. Dentro de éstos, existirán algunas diferencias en las técnicas del injerto, pero en la mayoría de los casos comparten un procedimiento o esquema básico similar:

  1. Se delimita a través del dibujo de una línea, el espacio a cubrir en la intervención, siempre con la intención de que la forma de crecimiento que más tarde pueda tener el pelo, vaya a quedar de forma natural.
  2. La anestesia que se utiliza es local, debido a que hablamos de un procedimiento sin apenas dolor o molestia.
  3. Con una herramienta quirúrgica con un filo de dimensiones reducidas, se trasplantan los folículos de la zona del donante y se injertan en la zona del donante, procurando que la forma y dirección del cabello sea lo más natural posible.
  4. Estos folículos se combinan con un químico que los conserva y los prepara para los pasos siguientes.
  5. Con la creación de pequeños canales, ya se pueden introducir los folículos.
  6. Se realiza el injerto final. Esto puede no solamente referirse al cuero cabelludo, sino que también se pueden repoblar zonas como las cejas o la barba.

¿Cuáles son las técnicas de trasplante capilar más utilizadas?

Dentro del trasplante capilar existen tres técnicas, que por sus resultados, destacan como las más populares entre los expertos: FUE, FUE ZAFIRO y DHI.

  • Técnica FUE: destaca por ser una de las más utilizada, debido a sus buenos resultados. Es bastante sencilla y rápida, ya que se basa en el tratamiento de las unidades foliculares extraídas para su posterior injerto en el paciente. En un mismo día, el paciente puede volver a su casa.
  • Técnica FUE ZAFIRO: está basada en la técnica anterior, pero en lugar de emplear un material quirúrgico de acero, se emplea el zafiro. Esto permite que las incisiones sean mucho más precisas, lo que lleva a un injerto más acertado en el que la propia superficie del cuero cabelludo queda menos dañada, facilitando así una recuperación acelerada.
  • Técnica DHI: esta técnica se diferencia de las demás por dos motivos esenciales. El primero es el uso de las agujas DHI o tipo “choi”. El segundo es que estas agujas tienen como característica principal una punta hueca en la que se mete el folículo cuando se extrae, para posteriormente, insertarlo sin ningún procedimiento previo. Esta técnica suele estar orientada hacia aquellas personas con una pérdida de cabello leve.

Comments are closed.