Press "Enter" to skip to content

Intestino perezoso: lo que debe saber

Algunas personas usan el término «intestino perezoso» para referirse a una digestión lenta. Una persona que tiene una digestión lenta puede experimentar otros síntomas, como deposiciones poco frecuentes, estreñimiento y esfuerzo.

Siga leyendo para descubrir las causas de un intestino perezoso y los otros síntomas que pueden acompañarlo. También describimos varias opciones de tratamiento que podrían ayudar a una digestión adecuada y ayudar a aliviar los síntomas.

¿Qué es un intestino perezoso y es algo real?

Una persona con intestino perezoso puede experimentar hinchazón y dolor abdominal,  no es un trastorno médico diagnosticable. Sin embargo, muchas personas usan este término para referirse a una digestión lenta.

Las personas con STC tienen heces muy duras, son más difíciles de pasar y, por lo tanto, pueden provocar complicaciones como hemorroides y evacuaciones intestinales dolorosas.

Síntomas

Los siguientes síntomas pueden acompañar a una digestión lenta:

  • Sentir la necesidad de evacuar el intestino solo con muy poca frecuencia
  • Tener una evacuación intestinal menos de unas pocas veces a la semana
  • Evacuar menos heces de lo normal
  • Hinchazón y dolor abdominal
  • Náusea

Causas

Hay varias causas potenciales de digestión lenta y STC. Incluyen:

Uso de laxantes: las personas que usan laxantes estimulantes durante períodos prolongados pueden tener dificultades para defecar sin ellos.

Medicamentos y fármacos: algunos fármacos, incluidos los opioides, pueden ralentizar la digestión y provocar estreñimiento.

Consumo de fibra: comer más fibra puede ayudar a aliviar muchas formas de estreñimiento, pero demasiada puede empeorar el STC. La fibra aumenta la cantidad de heces en el recto, lo que no es útil para una persona con STC, que no puede defecar con frecuencia y eficacia.

Bloqueo físico: un crecimiento u otro bloqueo físico dentro del tracto digestivo puede retardar la digestión.

Síndrome del intestino irritable (IBS): IBS causa estreñimiento, gases, diarrea y otros problemas digestivos. Los médicos no comprenden completamente qué causa el IBS. Sin embargo, los investigadores han demostrado que las personas con SII tienden a tener mayores niveles de sensibilidad en los intestinos.

Enfermedad de la tiroides: algunas personas con tiroides hipoactiva o hipotiroidismo experimentan estreñimiento crónico y digestión lenta.

Daño a los nervios: el daño a varios nervios en el tracto digestivo puede retardar la digestión y causar síntomas de STC. Las lesiones neurológicas, como la médula espinal o las lesiones cerebrales traumáticas, también pueden retrasar la digestión.

Tratamiento

El tratamiento para la digestión lenta y el STC depende de la causa específica.

A veces, es posible que un médico no pueda identificar una razón médica para una digestión lenta o STC. En este caso, puede ser útil que la persona lleve un registro de sus síntomas mientras prueba diferentes tratamientos.

Algunos tratamientos potenciales para la digestión lenta y STC incluyen los siguientes.

Evaluar la ingesta de fibra

Un aumento significativo de la cantidad de fibra en la dieta puede empeorar el STC. Sin embargo, una ingesta muy baja de fibra puede hacer que las heces sean duras y difíciles de pasar.

Una persona debe pedirle consejo a su médico sobre el nivel de ingesta de fibra que es apropiado para ellos.

Reducir el uso de laxantes estimulantes

Las personas con STC pueden encontrar que los laxantes estimulantes empeoran sus síntomas. Deben reducir el uso de estos laxantes y hablar con su médico sobre tratamientos alternativos.

Enemas

Un enema es un procedimiento que consiste en limpiar los intestinos mediante una inyección de líquido a través del recto.

Un enema puede ayudar a una persona a evacuar. Sin embargo, es importante hablar con un médico sobre el uso a largo plazo de este tratamiento.

Reentrenamiento intestinal

El reentrenamiento intestinal es un tratamiento conductual para los trastornos intestinales como el STC. Algunas terapias de entrenamiento intestinal utilizan biorretroalimentación para ayudar a una persona a volver a entrenar sus intestinos para que se vacíen con regularidad.

Existen diferentes métodos de realizar biorretroalimentación. Un método consiste en colocar electrodos en el intestino para permitir que la persona vea o escuche la actividad de sus músculos intestinales. Una persona puede utilizar esta información para comprender mejor sus evacuaciones intestinales y volver a entrenar los músculos.

Cirugía

En casos muy raros y extremos de evacuaciones intestinales lentas o inadecuadas, un médico puede recomendar una cirugía para instalar una bolsa de colostomía. Una bolsa de colostomía generalmente solo es apropiada para personas que tienen estreñimiento severo e incontinencia fecal debido a un trastorno neurológico subyacente.

Estimulación eléctrica interferencial

La estimulación eléctrica interferencial utiliza corrientes eléctricas indoloras para aumentar la velocidad de la digestión y mejorar el funcionamiento de los nervios en el tracto digestivo. Puede ser una alternativa eficaz a la cirugía.

Comments are closed.