Press "Enter" to skip to content

Dientes más blancos: 7 alimentos que debes evitar

¿Quién no quiere tener unos dientes más blancos y una sonrisa más brillante? Pues bien, además del tabaquismo y la mala higiene bucal, hay otros factores que perjudican el aspecto de nuestros dientes, como algunos alimentos o bebidas que consumimos a diario.

¿Dientes más blancos? ¡Presta atención a los alimentos!

Más allá del cepillado de los dientes, el uso del hilo dental y el enjuague bucal, hay varios factores que pueden interponerse entre nosotros y nuestro objetivo de tener unos dientes más blancos. Estos son los principales alimentos que debes evitar si quieres tener unos dientes más blancos y una sonrisa sana:

Vino tinto: aunque es extremadamente saludable (en cantidades moderadas), el vino tinto es un peligro para el brillo de los dientes, siendo bien conocido el efecto de las uvas negras (especialmente después de la fermentación) sobre el blanco de los dientes. Pero el vino blanco tampoco es superior, ya que los especialistas de la Escuela de Odontología de Nueva York descubrieron que los dientes expuestos al té se manchaban en mayor medida si se exponían previamente al vino blanco. Incluso el vinagre de vino puede tener el mismo efecto.

Dulces y caramelos: todos sabemos que los dulces son malos para la salud de nuestros dientes, pero es difícil renunciar a ellos. En la lana de la caries, podemos optar por la tinción de los dientes y su degradación. Los chicles también se incluyen en esta categoría. Además, el azúcar que contienen favorece la multiplicación de las bacterias y provoca una mayor reacción inflamatoria local. Sin embargo, es importante no consumirlos con frecuencia, para que no tengan efectos negativos a largo plazo.

Bebidas ácidas y deportivas: este tipo de bebidas consumidas con frecuencia afectan no sólo al aspecto de los dientes, sino también al esmalte, provocando rápidamente la erosión dental y causando también hipersensibilidad dental. Por supuesto, el color también es bastante importante, siendo los más perjudiciales los zumos carbonatados de colores oscuros, pero también los incoloros pueden afectar al esmalte y permitir así que otros alimentos manchen el diente con mayor facilidad.

 Frutas: Los pigmentos de las frutas son los antioxidantes más potentes, pero cuanto más oscuras son, más manchan los dientes. Si bebes su zumo, tus dientes se volverán cada vez más oscuros. Así que las indicaciones son, si consumes zumo de frutas, utilizar una pajita.

Salsas muy coloreadas: como la soja, el tomate o el curry, deben evitarse en la medida de lo posible para tener unos dientes más blancos, pero como esto es bastante difícil… su consumo debe ir seguido de un intenso cepillado de los dientes.

Café: Cuanto más oscuras sean las bebidas que se consumen, más posibilidades hay de que afecten a la blancura de los dientes. Para diluirlo puedes ponerle leche. Presta mucha atención al té negro, porque también puede blanquear los dientes.

Zumos de frutas: los zumos de uva, granada y arándanos son muy pigmentados y manchan los dientes. Lo mejor es beberlos con una pajita para que no toquen los dientes y ataquen el esmalte.

Comments are closed.