Press "Enter" to skip to content

¿Cómo evitar la caída del cabello en otoño? Conoce las soluciones anticaída

Aunque sea un proceso natural, la caída otoñal del cabello puede ser bastante molesta, pero afortunadamente, es posible evitarla. Una buena alimentación y la aplicación de productos anticaída en verano, son esenciales para fortalecer el cabello, y asegurar que se mantenga denso durante esta temporada del año.

La época en la que más se preocupan los obsesionados por su cabello es otoño. Y es que durante esta estación ocurre un fenómeno bastante curioso, es el periodo del año en el que más se produce la caída de pelo.

Muchas personas se asustan, pensando que están empezando a desarrollar alopecia, nada más alejado de la realidad. La verdad es que este proceso es totalmente normal, y le ocurre a la gran mayoría de las personas. Aquellos con el pelo más largo, lo suelen notar mucho más.

Las altas temperaturas son las que producen esta fase en el cabello, por esta razón, la caída se suele alargar hasta el invierno. Lo que hay que saber es que no hay nada por lo que preocuparse, pues es algo natural. Unos meses después se iniciará el crecimiento y se volverá a tener una cabellera densa y voluminosa.

Sin embargo, hay ciertas cosas que se pueden hacer para evitar que la caída en otoño sea severa. Ciertos productos para el cabello son una salvación para las personas preocupadas por este síntoma, pues sus propiedades anticaída serán la clave para prevenir este proceso que puede afectar al aspecto del pelo.

Una buena tienda de productos anticaída online tiene todo lo que se pueda necesitar en ese sentido y más. Elegir tónicos, champús y tratamientos de las marcas más reconocidas, es ideal para poder mantener el buen aspecto del cabello, evitando que se reduzca su volumen y densidad.

Hay tónicos y champús que pueden ayudar

El otoño es una tortura para muchos, pues les resulta alarmante bañarse y que el suelo quede lleno de cabello, o que el cepillo arranque muchos pelos. Nadie quiere quedarse calvo, por lo que esta época del año les preocupa mucho.

Sin embargo, esto es algo normal. Además es posible evitarlo si se cuida correctamente, con la utilización de soluciones anticaída para el cabello. No se puede frenar el proceso, pero sí se puede prevenir y minimizar su efecto.

Productos como champús, tónicos, tratamientos especiales y hasta pastillas, son grandes aliados para prevenir la caída y acelerar el crecimiento. Es necesario empezar a aplicarse estos productos en verano, para fortalecer el cabello y disminuir las probabilidades de que la caída en otoño sea severa.

Además, una buena alimentación es esencial. Tener una dieta equilibrada en la que se eviten las comidas dañinas ayudará mucho a que el pelo mantenga un buen estado, lo cual a su vez, evitará el proceso de caída.

¿Por qué ocurre este fenómeno?

La explicación de este fenómeno es bastante sencilla, e involucra a las diferentes fases del crecimiento del cabello. El pelo consta de un ciclo que afecta a los folículos pilosos, aquellas células que generan la cabellera.

El cabello tiene fases de caída y de crecimiento, estas se denominan “telógenas” y “anágenas”, respectivamente. Cuando los folículos se ven agredidos por la temperatura fría de la época, se pasa a la fase de caída para protegerse. Cuando la temperatura se normaliza, se vuelve a la fase de crecimiento, para volver a generar el cabello.

En este sentido, primavera y otoño son fases telógenas, mientras que el verano y el invierno son anágenas. Este proceso cíclico y fisiológico es comparable a la muda del pelaje en los animales, en la que se elimina el pelo desgastado para reemplazarlo por uno nuevo.

Sin embargo, los expertos en la materia atribuyen otros factores que tal vez puedan influir en el proceso. Por ejemplo, algunos teorizan que la exposición al calor y al sol ocasiona daños en el pelo, lo cual podría producir la caída, debido al deterioro. Otros insinúan que los excesos de cloro y salitre durante otoño pueden facilitar la caída. 

Todavía faltan estudios para confirmar todo esto, sin embargo, son buenas teorías que ofrecen una explicación plausible a este curioso fenómeno. Sea como sea, es algo completamente natural y no debe ser motivo de preocupación. Con un buen cuidado del cabello y revisiones periódicas con los especialistas, se puede asegurar que el pelo se mantendrá denso y frondoso por muchos años.

Comments are closed.