Press "Enter" to skip to content

Siete formas de mejorar el teletrabajo este 2021

Tanto las agencias federales como las empresas del sector privado están poniendo de su parte para frenar la propagación del coronavirus COVID-19 cambiando al teletrabajo. Sin embargo, para muchos empleados se trata de un cambio sin precedentes.

Refrescarse.

Mantener la rutina, a pesar de no salir casi nunca de casa, puede ayudar a tu cerebro a adaptarse al inicio de la jornada laboral. Ducharse, afeitarse y vestirse cada mañana puede ayudarle a prepararse mentalmente para empezar el día. Disfruta durmiendo unos minutos más porque te saltas el viaje al trabajo, pero intenta mantener una rutina matutina intacta.

Encuentra una rutina que te funcione.

Programe sus días y semanas. Tener un horario de trabajo fijo ayuda, pero decidir a qué hora te vas a levantar cada día, cuándo vas a hacer la comida y cuándo vas a apagar las notificaciones del trabajo puede ayudar a crear una nueva normalidad.

Levántate y muévete.

Ya sea paseando por tu casa o dando una vuelta a la manzana, hay muchas formas de mantenerse en movimiento manteniendo la distancia social. Intenta levantarte de tu zona de trabajo un par de veces cada hora y dar una vuelta para que la sangre fluya.

Construye una oficina improvisada.

Establece un espacio de «oficina» en tu casa y no te separes de él. Instala todo el equipo y di a los miembros de tu familia o a tus compañeros de piso que estar en ese espacio supone ir a trabajar para evitar que se creen límites difusos entre la vida laboral y la personal. Si es posible, ayuda que este espacio esté fuera de la cocina. Que los miembros de tu casa entren a comer puede ser una distracción y evitará que te pases el día comiendo bocadillos. En su lugar, utiliza la cocina a la hora de comer y aprovecha esas oportunidades como un grato descanso de tu nueva «oficina».

Reinicia tu equipo.

Una transición repentina del teletrabajo puede suponer un gran estrés para la red de tu organización, pero intenta solucionar tú mismo los problemas informáticos antes de ponerte en contacto con el departamento de TI. A veces, lo único que necesita tu portátil es un rápido reinicio del sistema y de las aplicaciones para arreglarse. En este sentido, cierra las pestañas que no estés utilizando para intentar evitar que tu equipo trabaje en exceso.

Decide un método de comunicación, que no sea el correo electrónico.

Encuentra los métodos de comunicación que mejor funcionan para tu equipo -desde Slack hasta Google Hangouts o las anticuadas conferencias telefónicas- y cíñete a ellos. Cuando te adaptes a un nuevo horario de teletrabajo, prueba diferentes métodos para resolver los problemas, y luego elige qué método o combinación de métodos tiene sentido para tu carga de trabajo. Dicho esto, asegúrate de seguir todas las directrices de aplicación de terceros establecidas por tu organización.

Adapte su enfoque a la gestión de proyectos.

Adaptarse al entorno del teletrabajo puede requerir una actualización de las tácticas de gestión de proyectos. Aunque es difícil imitar la comunicación y la responsabilidad cara a cara, las opciones para compartir en la nube (por ejemplo, Dropbox o Basecamp) pueden ayudar a agilizar la gestión y a que tu equipo cumpla los plazos.

Comments are closed.