Press "Enter" to skip to content

¿Cómo saber si un café es realmente bueno?

Después del agua, el café es una de las bebidas más consumidas del mundo. Aunque su popularidad podría calificarse de infinita, hay muchas personas que no saben diferenciar un buen café, de uno que no sea de excelente calidad. Aroma, color, tueste, entre otros aspectos, son algunas variables que se deben observar y percibir.

Una de las bebidas más populares del mundo es el café, hay quienes dicen que es el único líquido negro que se puede comparar con el petróleo en cuanto a su impacto en la economía global. De hecho, ha desatado guerras y a la vez ha matizado conflictos, siendo protagonista en las mediaciones. Especialistas en el tema y baristas del mundo coinciden en que una de las razones por las que el café es tan popular en todo el planeta, es por ser capaz de unir a las personas y propiciar encuentros.

Plataformas digitales especializadas en café explican con detalle todos sus beneficios y todo lo que rodea esta famosa bebida, una de las que se ha convertido en referencia es Cafealpaladar que ofrece una diversidad de artículos elaborados por expertos, que aclaran el panorama no solo sobre el porqué es tan popular, sino también cómo reconocer si un café es bueno.

Este versátil portal web tiene una variedad de secciones que permite conocer a fondo el apasionante mundo de esta bebida. Historia, recetas, barismo, tipos de cafeteras y mejores cafés forman parte de los temas que se pueden explorar.

Reconocer el mejor café tiene sus trucos 

Uno de los países en donde más se toma café es en nuestro país. Según la Oficina Internacional del Café, para el año 2015 ya se contabilizaban que en la Península Ibérica se consumían unas 14 millones de tazas de café al año, y esto ha avanzado considerablemente hasta la actualidad. A pesar de este alto consumo, no todos los asiduos consumidores saben reconocer a ciencia cierta cuando está al frente de un café de alta calidad.

Uno de los principales aspectos al que se debe estar atento es al aroma, eso puede determinar si es de alta o baja calidad. Son los olores más agradables los semejantes a los frutales, florales, bayas, chocolate, frutos secos, entre otros, mientras los menos agradables son los similares a madera, ceniza, paja, tierra, carbón, entre otros.

El color es otro de los indicadores para saber si un café es bueno y en esto influye lo que se conoce como tueste. Mientras menos sea el nivel de tueste, será más claro el color, pero si se trata de un nivel superior de tostado será casi negro. Lo más recomendable es que sea un nivel medio sin que llegue a ser quemado, esto permitirá disfrutar de un mejor aroma y color. 

A propósito del tueste, la fecha del mismo es otro indicador importante que se debe tener en cuenta, así como lo es la fecha de caducidad. Esto indica el grado de frescura, que es vital para disfrutar realmente de un buen café.

Sin duda, un aspecto fundamental para determinar si un café es bueno o no es el sabor. Se tiene la creencia de que el café debe ser amargo para que sea de calidad y esto no es cierto. Debe haber un equilibrio entre los principales sabores que son acidez y dulzor. 

Otra variable que determina la buena calidad de un café es su cuerpo, es decir, la densidad y consistencia en boca, lo cual tiene relación directa con grasas y aceites que se extraen del grano durante su tratamiento. A esta variable se le atribuye el sabor persistente de café que queda en la boca una vez es consumido. 

Hay quienes señalan que una manera de ver si un café es 100% puro, es hacer una prueba muy sencilla. Añadir una cucharada de café a un vaso de agua. Un café es de calidad si no se disuelve. Si lo hace es posible que esté mezclado con otros granos o contenga azúcar.

Comments are closed.