Press "Enter" to skip to content

Cómo llegar a ser profesor de autoescuela y tener estabilidad profesional

Sin lugar a dudas, ser profesor de autoescuela implica una estabilidad profesional y unos niveles de ingresos superiores a los que presentan muchos otros oficios, siendo ésta la causa de que muchas personas piensen alguna vez en dedicarse a ello, aunque realmente sean pocas las que den el paso. Aquí te mostramos cómo llegar a ser profesor de autoescuela, así que sigue leyendo si quieres saber cómo hacerlo.

¿Cuáles son los requisitos previos?

Aunque para poder acceder a este tipo de empleo es necesario aprobar unas oposiciones profesor de autoescuela, cabe decir que para presentarse a éstas hay que cumplir con ciertos requisitos de orden académico y de posesión de ciertas licencias de conducción.

Son unos requisitos mínimos que están al alcance de prácticamente cualquier persona, pues en lo académico basta con estar en posesión del título de ESO o equivalente, y en lo referente a las licencias de conducción es suficiente con contar con al menos dos años de antigüedad en el carnet B, que da derecho a conducir automóviles con o sin remolque de menos de 3.500 Kg y vehículos con dos o tres ruedas con ciertas características.

No obstante, conviene indicar que el Gobierno lleva un tiempo barajando la posibilidad de que para poder acceder a este tipo de empleos sea necesario haber cursado un ciclo formativo de dos años de duración, por lo que puede ser importante adelantarse a que se apruebe la normativa y contar cuanto antes con el título que da derecho a dar clases en una autoescuela.

¿Cómo son las pruebas?

Las oposiciones para profesor de autoescuela constan de una serie de exámenes que se dividen en tres fases: una prueba tipo test referente a normativa y seguridad vial; otra de carácter teórico en la que entra, además de estos dos aspectos, todo lo relacionado con los primeros auxilios, la mecánica del vehículo, el reglamento que afecta a las autoescuelas, etcétera. Y una última de carácter práctico, en la que el examinado tiene que demostrar el dominio de la conducción en vías abiertas al tráfico durante al menos veinticinco minutos.

¿Qué características tiene que tener un buen profesor de autoescuela?

Más allá de contar con los requisitos que se comentaron más arriba y de haber aprobado las oposiciones que acabamos de describir, un buen profesor de autoescuela tiene que ser una persona comprensiva y dotada de paciencia, dado que una de sus funciones es acompañar a sus alumnos en la preparación de los exámenes y tiene que estar capacitado para barajar situaciones de nerviosismo y ansiedad.

Además, es importante que un buen profesor de autoescuela sepa dar órdenes de forma precisa para que el conductor novato pueda entenderlas a la perfección y, así, aprender a conducir de una forma adecuada. 

Al mismo tiempo, alguien que se dedique a enseñar a conducir a otras personas tiene, necesariamente, que ser una persona empática, dado que los errores de sus alumnos serán mucho más que frecuentes y lo más adecuado es tomarlos como una parte más del proceso natural de aprendizaje.

Por otra parte, es de vital importancia que el profesor de autoescuela sea un excelente conductor y posea importantes cualidades comunicativas, dado que sus funciones son muy estrictas y pasan por:

  1. Enseñar bajo unas normas y un programa predeterminados.
  2. Mostrar el manejo del vehículo no dejando al alumno bajo conducción libre, sino acompañándolo con los mandos dobles del coche de prácticas.
  3. Responsabilizarse del uso del mencionado vehículo de prácticas.
  4. Cumplir y hacer cumplir al alumno la normativa circulatoria en vigor.
  5. Acompañar al alumno en su examen práctico.

En consecuencia, aunque se trate de una profesión atrayente y que parezca necesitar de pocos requisitos, lo cierto es que para ser profesor de autoescuela hay que estar muy motivado y tener todas las características necesarias para enseñar, por lo que si éste es tu caso no podemos más que terminar este artículo animándote a iniciar un camino del que, a buen seguro, no vas a arrepentirte.

Comments are closed.