Press "Enter" to skip to content

5 puntos claves a la hora de elegir una agencia de traducción de Sevilla

Sevilla es la tercera ciudad con más afluencia de turistas en España y la demanda de traductores es notable. Por ello existe una considerable cantidad de agencias y empresas de traducción en la provincia, además de los freelancers que también ofrecen sus servicios de traducción, por lo que es complicado elegir la mejor empresa. Sin embargo, éstas son 5 claves con las que cumple LinguaVox, una empresa de traducción en Sevilla, que podrían servir de mucho para contratar el mejor servicio.

1. Los expertos que traducen a su lengua materna serán la mejor opción

Una buena empresa de traducción no se puede limitar solo a trabajar con traductores del país en el que se reside. Para escoger a la mejor empresa de traducción en Sevilla, ésta debe contar con traductores nativos del idioma al que están traduciendo.

Por supuesto, un inglés hará un mejor trabajo traduciendo a su idioma nativo, que quien aprendió inglés, lo mismo sucede con los demás idiomas. Pero esto no significa que los demás hagan un mal trabajo, solo que simplemente no se puede comparar aprender un nuevo idioma a hablarlo desde que se nace.

2. Una carrera universitaria en traducción garantiza profesionalidad

Quizás es el punto más lógico, sin embargo se debe resaltar reiteradas veces que no basta con conocer dos idiomas para ser un traductor. Para ello es necesario estudiar la carrera en una universidad durante varios años.

Los traductores profesionales cuentan con documentos que garantizan su estudio universitario en traducción e interpretación, o al menos, con diplomados universitarios en carreras afines que garanticen un conocimiento lingüístico sólido y capacitación en traducción. 

LinguaVox y las mejores empresas de traducción de Sevilla solo cuentan con traductores profesionales con titulación universitaria entre sus filas.

3. Los traductores deben tener especialidad en el área a la que traducen

Existe una gran cantidad de especialidades dentro del mundo de la traducción profesional. Por ejemplo, para que un traductor técnico pueda traducir textos médicos, valga la redundancia, será necesario que haya realizado algún curso de especialización en cuanto a traducciones médicas.

Lo mismo sucede con los traductores en las áreas científicas, financieras, jurídicas, etc…, todos deben tener un fuerte conocimiento del sector, así se garantizan traducciones más fieles.

Las agencias de traducción más importantes de Sevilla son muy rigurosas en su proceso de selección de traductores, exigiendo documentos que avalen su formación académica y técnica en el área.

Para filtrar a los mejores, LinguaVox somete a sus candidatos a complejas pruebas de traducción antes de formar parte de la empresa, de esta forma demuestran su capacidad a la hora de realizar traducciones técnicas profesionales.

4. Contar con certificado del estándar de calidad ISO 17100

Posiblemente el punto más importante a la hora de escoger una agencia u otra, es que una empresa de traducción profesional debe estar certificada con la norma ISO 17100. Éste es el estándar internacional de calidad en el área de la traducción y demás procesos lingüísticos. 

Así se asegura la aplicación de prácticas correctas dentro del sector, y adicionalmente, detalla el perfil profesional que deben superar los traductores del idioma, así como los revisores.

5. El proceso de traducción debe incluir la revisión adicional de otro traductor

Durante el proceso de traducción, una verdadera agencia de traducción haría uso de la revisión adicional de otro traductor profesional. La ventaja que ofrecen las empresas que llevan a cabo esta práctica, es que así se garantiza una traducción de calidad durante todo momento.

Dos opiniones de profesionales limitarán al mínimo el número de posibles errores, es por esto que todo proceso de traducción debe contar, como mínimo, con dos etapas:

  • En primer lugar, la traducción de textos realizada por un traductor nativo que cuente con una formación universitaria superior en Traducción, y adicionalmente, con conocimientos técnicos en el área de la traducción.
  • La revisión de la traducción por parte de otro traductor profesional, para que el resultado final sea una traducción libre de fallos.

Las mejores agencias combinan estas dos fases con otras adicionales para garantizar que sus traducciones cumplan con los estándares de calidad.

Comments are closed.